5 trucos para iluminar (bien) el salón

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter20Share on Google+5

5-trucos-para-iluminar-bien-el-salon2
No es ningún secreto que la luz juega un papel fundamental al decorar una habitación, ya sea luz natural o artificial. La iluminación es capaz de transformar por completo una estancia, logrando que el espacio resulte cálido y acogedor o, por el contrario, activo y estimulante.

La sala de estar es un ambiente destinado al descanso en el que también suele haber algún pequeño rincón destinado a la lectura de un libro o de una revista. A veces, incluso tenemos espacio para crear un pequeño comedor. Por ello, debemos asegurarnos de iluminar correctamente cada uno de los ambientes. Descubre los 5 trucos para iluminar bien el salón.

1. ¿Qué tipo de salón tienes?

Antes de empezar a iluminar, debemos tener en cuenta el tipo de salón y el uso que hacemos de él. En otras palabras, los distintos espacios que lo conforman. Si el salón es puramente un lugar de descanso, necesitaremos luces indirectas, cálidas y suaves, preferiblemente en tonos amarillentos. Pero si queremos crear ambientes de lectura o con gran actividad, entonces es mejor una luz más blanca y fuerte.

2. La zona del comedor

5-trucos-para-iluminar-bien-el-salon2
Supongamos que el salón tiene un zona de comedor. En este caso, vamos a necesitar una lámpara de techo situada sobre la mesa de comedor, a una altura aproximada de 70 centímetros con respecto a ella.

Ahora bien, si la mesa de comedor es rectangular, entonces necesitamos una serie de varias lámparas, de tal forma que distribuyan la luz a lo largo de todo este mueble.

3. El rincón de lectura

5-trucos-para-iluminar-bien-el-salon2
Si tu sala de estar tiene una zona de escritorio o un rincón de lectura, nada mejor que una luz puntual como una lámpara de unos 50 W. Escoge leds que además te ayudarán a ahorrar energía. También podemos iluminar la librería o vitrina con focos de baja intensidad que crearán una atmósfera de lo más acogedora.

4. El estilo de las lámparas

Aunque la distribución de las lámparas es muy importante, no debemos olvidarnos tampoco de la estética. Una opción sencilla es escoger lámparas del mismo estilo y con tonalidades similares, que guarden relación con el look de nuestro salón. Por ejemplo, si la decoración es contemporánea, lámparas modernas.

Otra opción interesante consiste en mezclar lámparas en diferentes estilos decorativos. Esta es una opción un poco más arriesgada pero el resultado es enriquecedor, ya que la mezcla de estilos aporta carácter a los ambientes. Un truco para acertar es utilizar como nexo de unión entre todas las lámparas el color. Así que asegúrate de que todos los modelos tienen el mismo color, aunque sea en diferentes tonalidades.

5. La distribución ideal

Y ahora que ya tenemos claras las ideas más básicas, es el momento de pensar en la distribución de los distintos puntos de luz. Para iluminar todo el conjunto, necesitamos una luz general que podemos conseguir con varias luces, por ejemplo focos en el techo distribuidos por toda la estancia.

5-trucos-para-iluminar-bien-el-salon2
En segundo lugar se recomienda escoger una luz ambiental cálida que podemos colocar junto al sofá o encima de una mesita auxiliar. En este sentido, se aconseja optar por luces cálidas de unos 2.7000 k. Esta luz de ambiente ha de ser cálida y acogedora. Si te decantas por iluminar las paredes con apliques, recuerda que las luces indirectas (dirigidas a la pared), crean una atmósfera más cálida y confortable.

A nivel estético, no debemos perder de vista las luces puntuales que podemos colocar en aquellos rincones del salón que queremos destacar. Por ejemplo, un cuadro, una librería, una vitrina, una balda en concreto…

Artículo recomendado: Iluminación sana para la casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *