Almacenamiento en el baño

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El baño es un lugar donde necesitamos mucho espacio de almacenaje y donde, en muchas ocasiones, no disponemos de él. Normalmente los baños son los que más sufren la falta de espacio en pisos pequeños, pues es cierto que no es una estancia en la que pasemos mucho tiempo.

Aún así, una buena organización del cuarto de baño puede convertirse en una solución perfecta a los problemas de espacio ya que, muchas cosas que tenemos en nuestros armarios o zonas de almacenaje, pueden disponerse en este espacio.

Menos es más

Por muy pequeño que sea nuestro cuarto de baño una buena distribución y un mobiliario adecuado pueden hacer milagros. Es importante tener en cuenta el tipo de lavamanos que tenemos y ver si se puede aprovechar el espacio que hay debajo para crear un espacio de almacenaje.


No es necesario que sea un mueble integrado, un mueble abierto con baldas puede bastar, sobre todo si se utilizan cestitas de tela o de mimbre para guardar las cosas. Otra solución óptima es aprovechar un rincón que no se utilice para poner una estantería. Esta opción, combinada asimismo con cestas, es perfecta para almacenar toallas, productos cosméticos o papel higiénico.

Los armarios son también muy prácticos. Hay armarios muy estrechos que permiten guardar todos los potingues y que no ocupan demasiado espacio. Otra solución es poner un perchero de tela o plástico tras la puerta donde guardar cepillos, productos higiénicos y cosméticos, secador, plancha… Cualquier cosa tiene cabida por pequeño que sea tu espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *