Casa flotante al sur de Australia

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

Pole House 3
Como dicen que la envidia sana no es mala, no me preocuparé por la que se ha desperado en mi interior nada más ver una casa tan increíble como la que te muestro en este artículo. Lo es por su diseño y por lo que puedes encontrar dentro, pero lo que realmente le hace destacar por encima de otras construcciones similares es su ubicación.

Una obra de arte

Los arquitectos de la compañía australiana F2 Architecture se atrevieron a levantarla justo encima del mar, aunque para ser más exacto debería decir que se encuentra sobre una pendiente que está a escasos metros del océano que baña la costa del sur de Australia. Se tomaron muy en serio el proyecto y les salió a pedir de boca. La bautizaron como Pole House.

Pole House 2
Lo más mágico de todo es lo que ocurre cuando te dispones a entrar desde el puente. Tal y como puedes apreciar en la primera fotografía que ilustra el artículo, da la sensación de que la casa está flotando. Parece que estás a punto de acceder a una residencia que logra suspenderse en el aire gracias a la brisa del mar y no se mueve ni un ápice por la relajación que le provoca el sonido de las olas. Es todo un espectáculo visual.

Está a 40,5 metros de altura respecto al nivel del mar (es lo que mide la columna que la sostiene) y ofrece las mejores vistas de la costa. Eso sí, es importante no tener miedo a las alturas para cruzar el puente sin cerrar los ojos, ya que la pasarela cuenta con placas de cristal a modo de quitamiedos.

Interior orientado al exterior

Pole House 4
En el interior todo es lujo y buen gusto. Los enormes ventanales toman el protagonismo para que puedas disfrutar de las vistas, y por eso también hay una gran terraza que rodea la casa y te permite fijar la vista al norte, al sur, al este o al oeste.

¿Te apetece pasar una noche allí?

Lo mejor de todo es que cualquiera de nosotros puede pasar una noche allí si abona lo que piden por ella. Son entre 440 y 1.220 dólares australianos por noche (entre 310 y 865 euros al cambio actual). Las mascotas y los niños no pueden entrar, así que se me ocurre que es el lugar perfecto para disfrutar de una noche romántica en pareja. ¿Tú qué opinas?

Fotos: Matt Lord.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *