Centros de mesa vintage

Share on Facebook12Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

centro de mesa
¿Qué es mejor una mesa sin ningún elemento encima o con algún adorno especial? Si le preguntas a un decorador, siempre te dirá que lo más apropiado es que la mesa contenga algún objeto en su superficie, ya que viste mucho más que si la dejas desnuda. Supongamos que te atrae el estilo de decoración vintage y que te gustaría poner encima de la mesa un centro de flores de este tipo. En Decorablog te damos algunas ideas para que consigas una excelente decoración.

Las flores que mejor conjuntan con la decoración vintage son las calas y dragonias. Utilízalas si quieres darle un aspecto serio y de sobriedad al centro de mesa. Si bien, también puedes optar por aquellas flores que proporcionan un olor especial a la estancia tales como las rosas blancas, los claveles verdes y conjugarlos con un poco de jacinto y romero para conseguir un perfume más especial.

centro de margaritas

El proceso de secado de las flores

Las posibilidades florales a la hora de confeccionar centros de mesa vintage son muchas. Si optas por flores frescas, tendrás que tener en cuenta que con el tiempo se marchitarán, por lo que habría que sustituirlas regularmente. Si renuncias a realizar este proceso, también puedes optar por secar las flores, como te indicamos a continuación.

centro mesa
Lo primero que tendrás que hacer será pelar las hojas de las flores y las espinas con un cuchillo, ya que son las partes de la planta que aún conservan agua. Después, ata con una pequeña cuerda todas las flores y envuélvelas con una banda elástica. Cuelga las flores boca abajo en un armario oscuro para que se terminen de secar y espera unas tres semanas para descolgarlas y colocarlas en el jarrón.

Recipientes

En cuanto a los recipientes para colocar las flores, puedes elegir desde maceteros con forma de cubo de hojalata, jarrones pintados de colores, pequeñas jardineras de porcelana o jarrones de tubo. Esto siempre queda bien en este tipo de decoración.

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *