Claves de la decoración oriental

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La decoración oriental tiene cada vez más presencia en todo el mundo, especialmente en nuestro país, donde lleva un tiempo causando furor. Elementos decorativos, muebles, textiles… muchos detalles que puedes conseguir para darle un toque muy especial a tu hogar y que además sea muy beneficioso, que ya sabemos que los orientales todo lo hacen de forma que su salud se ve beneficiada, incluso la decoración.

Introducir elementos orientales en la decoración del hogar es muy sencillo, y puedes darle ese toque con un cuadro, una lámpara o un biombo. Si prefieres que tenga una mayor presencia, entonces lo mejor será apostar por muebles de ese estilo y, prácticamente, hacer tuyo el estilo de vida oriental.

Cuadros, carteles…

Si no quieres cambiar mucho la decoración y simplemente buscas darle un toque oriental, los motivos orientales en objetos decorativos son la mejor opción. Puedes elegir una pintura, un dibujo, una foto o incluso un cartel con caligrafía oriental. Figuras como samuráis o geishas son las orientales más conocidas, pero en realidad puedes utilizar cualquier dibujo oriental, ponerle un marco… ¡y listo!

Jarrones, esculturas…

Los jarrones de la dinastía Ming son de los más famosos del mundo, y hay piezas que hasta se cotizan en millones de euros. Obviamente, un original te costará casi más que tu casa, pero hay muchos sitios en los que venden imitaciones que quedan muy bien. Las esculturas o figuras orientales también quedarán muy bien, independientemente del tipo que sea pero, lógicamente, siendo oriental.

Bonsáis

El cultivo de bonsáis es una de las tradiciones orientales más antiguas, y en muchos lugares se considera un arte. Este tipo de árboles, de diminuto tamaño, le dan un ambiente muy oriental, natural y original a cualquier estancia de tu hogar. Además, al ser pequeños tienen la gran ventaja de que los puedes poner en cualquier lugar.

Lámparas


Las lámparas chinas, hechas con papel de arroz casi siempre, son uno de los principales elementos decorativos orientales. Su mayor ventaja es que el papel atenúa el brillo de la luz, con lo que le da un ambiente muy cálido a cualquier estancia. Ideal para salones o dormitorios.

Paneles japoneses

También llamados paneles shoji, son perfectos para separar ambientes con mucho encanto, consiguiendo así dos ambientes diferentes pero unidos por un elemento único y con mucho estilo. Los hay de muchísimos diseños, así que puedes conseguir uno liso o aprovechar y que tenga algún dibujo oriental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *