Claves para decorar espacios abiertos y compartidos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

claves-para-decorar-espacios-abiertos-y-compartidos3
Los espacios abiertos son un gran recurso en casas pequeñas, en las que queremos aprovechar hasta el último metro. Además, al conectar varios ambientes dentro de una misma habitación ganamos amplitud y luminosidad.

Ahora bien, ¿sabes cómo decorar los espacios abiertos? En Decorablog te explicamos algunas claves que te ayudarán a lograr un interior de revista. Es el momento de eliminar muros y apostar por los ambientes conectados entre sí para sacar partido a nuestra vivienda. ¿Te apuntas?

Los mismos materiales

Las ventajas de los espacios abiertos y conectados son muchas. Cuando eliminamos barreras, ganamos luminosidad y amplitud, al permitir que la luz circule más fácilmente por toda la estancia. Además, si tenemos una casa pequeña, los ambientes abiertos nos permiten optimizar el espacio. Una gran solución para las zonas comunes de la casa, como la cocina, el salón y el comedor.

claves-para-decorar-espacios-abiertos-y-compartidos3
Al decorar estos ambientes, conviene utilizar los mismos materiales para lograr cierta uniformidad en la decoración. Por ejemplo, muebles en madera, sillas de fibras naturales, textiles de algodón, lámparas de metal, accesorios decorativos de porcelana, etc.

Colores para unificar la decoración

El color también es otra gran solución para unificar espacios conectados. Podemos utilizar la misma pintura en las paredes y la misma tonalidad en nuestros pequeños accesorios. Al dar continuidad visual, nuestro espacio parecerá más grande.

claves-para-decorar-espacios-abiertos-y-compartidos3

Alfombras y luces para delimitar

Aunque es importante que ambos espacios guarden cierta relación estética, también se recomenda marcar ciertas divisiones. Por ejemplo, podemos recurrir a las alfombras para delimitar espacios.

Por ejemplo, una alfombra que cubra toda la superficie de la mesa de comedor y las sillas o bien bajo la mesa de centro del salón. Como es lógico, debemos tener en cuenta el ambiente para escoger la pieza más recomendable. En el comedor conviene elegir un material resistente y duradero, así como un diseño y un color que resista el uso diario. Mientras que en el salón podemos optar por piezas más delicadas y suaves para ganar calidez en este ambiente.

claves-para-decorar-espacios-abiertos-y-compartidos3
La iluminación también nos ayuda a delimitar. Por ello, lo ideal es optar por luminarias puntuales. Varias lámparas sobre la mesa de comedor, una lámpara de pie a cada lado del sofá, focos en la cocina… Distribuye las luces en cada espacio, atendiendo a las necesidades de ese ambiente.

Los molestos ruidos y olores de la cocinas abiertas

Las cocinas abiertas al comedor y al salón son muy bonitas, pero también muy incómodas. Olores, ruidos, electrodomésticos que rompen el encanto decorativo… Entonces, ¿cuál es la solución? Una bena idea puede ser cubrir o panelar la nevera y el lavavajillas o bien integrar el horno y el microondas en una columna de almacenaje para camuflarlos.

Aunque siempre podemos optar por combinar muebles en blanco y acero inoxidable para que nos ayudan a decorar con luminosidad y cierta discreción estética.

claves-para-decorar-espacios-abiertos-y-compartidos3
Otra de las grandes preocupaciones de las cocinas abiertas son los olores y los ruidos que se producen al cocinar. ¿La solución? Una campana estractora con la potencia adecuada. Para saber cuál es la mejor para ti, multiplica los metros cuadrados de tu cocina por la altura, y después multiplica esa cifra por 12. El resultado deberá aproximarse a la potencia de tu campana estractora ideal.

Aunque su precio sea más elevado, también es recomendable escoger una campana estractora silenciosa que no supere los 60 decibelios. Así, si nuestra cocina está abierta al salón, no molesteramos a las personas que están disfrutando cómodamente de una charla o de una sesión de buen cine.

En la cocina, la luz es otro elemento importante a tener en cuenta. Si alguien está cocinando o simplemente quiere preparse algún aperitivo, mientras hay gente en el salón disfrutando de un momento de relax, una luz general muy fuerte puede resultar realmente molesto. Para evitarlo, nuestro consejo es que coloques luces bajo los muebles que te sirvan como luz de apoyo para ocasiones puntuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *