Claves para elegir el chaise longue

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+2

chaise longue 3
Quizá en estos momentos te encuentres ante la situación de tomar una decisión de compra de un nuevo sofá para tu casa. Si es así, sigue leyendo, pues hoy vamos a desvelarte las claves para escoger un chaise longue, una alternativa que seguro habrás valorado para vestir tu salón y que ahora vamos a ver más detenidamente para que consigas decidirte con toda la información posible. Deberás fijarte en su comodidad y el tamaño, pero hay más. ¿Quieres saberlo todo? ¡Te lo contamos a continuación!

La comodidad

Pocas cosas hay más importantes para un sofá que sea cómodo, ¿verdad? Esto es evidente, pero para que realmente lo sea debes fijarte en cómo es el relleno y cómo son los respaldos. Normalmente para los respaldos es mejor un relleno de pluma, para los asientos si escogemos pluma se pueden deformar y dejar marcas y huellas cada vez que nos sentemos. Para evitar tener que “reamoldar” el asiento cuando lo utilices o tener que rellenar los cojines con el paso de los años puedes optar por una goma espuma de calidad. Si va mezclada con fibra o algo de viscoelástica se adaptará mejor al cuerpo y no serán tan duros. Esto es cuestión de probarlo in situ para decidir dónde te encuentras más a gusto.

Los materiales

El material con el que esté recubierto el chaise longue también puede variar, desde el cuero que puede ser más caro pero con mucho más diseño, resistencia y calidad, y con fácil mantenimiento; tela, lo más económico, y con muchas posibilidades en cuanto a los estampados, dibujos, colores y texturas, o algo intermedio como la piel artificial, con mayor calidad que la tela pero más barata que el cuero.

chaise longue 2

El tamaño

Por norma general los chaise longue son más grandes que un sofá normal. Cuando vayas a comprarlo, ten muy claras las distancias y medidas de tu salón para que, efectivamente, quepa bien ahí. Este tipo de sofás suelen medir unos 2,5 metros de largo y pueden llegar hasta los tres, con un fondo de 1,80 en su parte larga, pudiendo alcanzar algunos modelos hasta los dos metros. Por eso es importante que sepas de cuánto espacio dispones para ponerlo y que no quede demasiado encajonado, que sea cómodo su tránsito alrededor. También deberás tener en cuenta hacia qué lado quieres poner la parte larga del sofá.

La forma y diseño del sofá

También por lo general este tipo de sofás tienen dos plazas más la de chaise longue, que es la más larga, aunque lógicamente hay más alternativas, con más sitios para sentarse o menos, si tu salón es pequeño pero no quieres renunciar a la comodidad de este mueble. Otra alternativa consiste en dividir el sofá, es decir, separar el chaise longue del resto de sofá y ponerlo en otro lugar que nos resulte más cómodo o estéticamente más decorativo.

Qué extras se pueden añadir

En los sofás, como en los coches, podemos añadir extras que aporten un máximo confort en la experiencia de uso. En este caso, puedes optar por un arcón que te sirva para almacenamiento tanto en la parte de las plazas individuales como en el módulo de chaise longue, o asientos deslizantes para que cuando te tumbes puedas ampliar el ancho del sofá y te resulte más confortable.

chaise longue 1

El color

Este sofá, por su diseño y tamaño, suele acaparar todas las miradas del salón, por lo que suele ser habitual que la decoración de la estancia se complemente con él, combinando con el resto de muebles, el estilo, el tono de las paredes… Si optas por colores claros harás que sea más ligero a la vista, ya sabemos que estos colores son menos “sufridos” pero puedes ponerle una manta por encima que dé un toque de color y proteja, cojines grandes estampados… Uno oscuro, si es muy grande, tenderá a empequeñecer el espacio.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *