Colores para habitaciones pequeñas
Los colores de las paredes de una habitación nos van a transmitir emociones, sensaciones y vibraciones dependiendo de la tonalidad elegida. Te enseñamos cómo decorar una habitación pequeña para aprovechar al máximo la gama de colores. Cuando la habitación es pequeña, el color todavía es más importante, esto es debido a que algunos colores hacen que la habitación parezca aún más reducida y otros logran ampliarla visualmente. Una buena opción es comprar muebles de colores fríos y colores brillantes para las paredes. También es muy recomendable pintar el techo de blanco. En general, los tonos claros agrandan el espacio, mientras que los oscuros hacen lo contrario porque reducen la iluminación. Colores como el amarillo, el verde o el naranja son aptos para habitaciones con pocos metros cuadrados siempre y cuando no sean oscuros y chillones.