Colores para las paredes del comedor
Pintar las paredes del comedor es muy fácil. Sin embargo, elegir los colores que se van a ver ya no es tan sencillo. Para empezar, hay varias opciones. Podemos decantarnos por pintar las cuatro paredes del mismo color, que es lo más tradicional, o buscar algo más moderno, pintando dos paredes de un color y dos paredes de otro color o tres paredes de un color y la cuarta de otro color. Todas las combinaciones son válidas, lo único que tendrás que tener en cuenta es la luz.

Si tienes poca luz en el comedor, lo más recomendable es que te decantes por colores claros. El blanco es el ideal, aunque puedes pensar que es un poco soso (algo que no es así si los muebles y los complementos los colocas con gracia). Si por el contrario tienes mucha luz, podrás decantarte por colores más oscuros, aunque es poco recomendable pintar todo el comedor de colores como el negro (en ese caso varios vinilos en blanco quedarán muy bien).

Colores para las paredes del comedor
Los colores cálidos y alegres que más se utilizan son el naranja, el amarillo y el melocotón. El rojo también está de moda, pues combinado con el blanco y el negro queda de maravilla. El gris claro, el vainilla blanco y el beige son otras alternativas. En cualquier caso siempre podrás pintar o colocar papel pintado, aunque esto último es imposible si tienes estucado en las paredes.

Para que los colores luzcan siempre vivos e intensos intenta que haya mucha luz. Si por desgracia la luz natural no penetra demasiado, coloca varios apliques y lámparas para que no haya una sensación de penumbra.