Colores para los muebles

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0


La decoración no tiene límites y precisamente eso es lo que hace que sea hermosa. En esta ocasión, te recomendamos pintar algunos muebles de algún color para dar un toque diferente al mobiliario, también es una buena idea para renovarlo o cambiar el estilo de una estancia, la pintura nos permite renovar sin hacer grandes cambios de forma rápida e impactante.


Verde: Lo bonito de este color, sobre todo este tono claro, es que nos transmite tranquilidad, calma y mucha serenidad. Muy usado este tono en toda la decoración mediterránea se combina mucho con turquesa y pero también se puede probar con el rojo.


Turquesa: Un color muy veraniego que da un aire fresco a los muebles. Por ejemplo, estas sillas de playa se compran de color natural y pintarlas de algún color también las protege. Por otro lado, el mantel hindú con muchos colores pero con tonos más bien rojizos arman un conjunto bien alegre.


Azul: Un color muy clásico pero que vuelve a estar de moda en la decoración de interiores. Este tono siempre nos remite a una atmósfera marítima, en este caso reforzada por los tiradores de estilo náutico. En la fotografía podemos ver bien el efecto, ya que fue pintado con pintura mate.


Amarillo: Es típico de los muebles asiáticos, los cuales ya vienen pintados o laqueados en colores muy lindos, por ejemplo en este amarillo maíz o rojo lacre. Son tonalidades a tener en cuenta para inspirarnos en diferentes estilos de muebles para cualquier hogar.


Negro: El negro tiene la gran propiedad de potenciar la elegancia de cualquier mueble, sea cual sea el estilo.


Blanco: La primera elección siempre suele ser el blanco porque es luminoso, limpio y combina con todo. Además, solemos pensar que no nos va a aburrir a lo largo de los años, está muy de moda para estilos minimalistas y apartamentos modernos.

Otra solución para pintar muebles es hacerlo de varios colores:


A rayas: La combinación de algún color con blanco queda especialmente contrastante y lúdico cuando pintamos con rayas, ya sean verticales u horizontales. En este caso, en un cuarto infantil se adapta perfectamente a cualquier espacio.


Con flores: Las flores suelen ser de muchos colores y eso nos recuerda a la primavera, casi como una obra de arte, esta mesita de luz está decorada figurativamente es una explosión de color basado en flores silvestres.


Con estampados: Los estampados en los muebles es algo muy clásico, tanto el mismo mobiliario de madera como la pintura. Los estampados pueden ser de lo más diverso, creando formas únicas y sorprendentes que dan un diseño interesante que recuerda a épocas antiguas. Siempre queda muy bien en algún dormitorio femenino.


También podemos optar por pintar sólo algunas partes de algún mueble, por ejemplo en la foto que se pintaron las patas de la mesa en color blanco. Todo es cuestión de creatividad.

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *