Combinaciones de colores y materiales para la cocina

Share on Facebook27Tweet about this on Twitter4Share on Google+0

cocina
A la hora de reformar una cocina o diseñarla desde cero, la decisión más importante que hay que tomar es la de los materiales y colores empleados para darle vida. Hay que tener muy claro qué es lo que se desea para no optar por combinaciones que desentonan. ¿Una recomendación? Apostar por pocos materiales y pocos colores. La belleza casi siempre está en lo simple, motivo por el cual muchos interioristas prescinden de combinaciones complicadas y se vuelcan con los complementos a la hora de marcar la diferencia.

Para que lo tengas un poco más claro, a continuación te voy a hablar de combinaciones muy válidas para tu cocina, así que toma nota y empieza a imaginar cómo será ese espacio de tu hogar en el que desayunas, meriendas y preparas la comida todos los días.

¿Parquet para la cocina?

Poner parquet en la cocina tiene sus ventajas y sus desventajas, algo que te explicamos en un artículo publicado el año pasado. El caso es que el parquet no solo debería estar reservado a estancias como el salón, el comedor o los dormitorios. Puedes llevártelo a la cocina y beneficiarte de la calidez que transmite. Eso sí, cómpralo de calidad para que pueda resistir los achaques del día a día, sobre todo si tienes niños dispuestos a preparar pasteles cada domingo.

Piensa que la madera es uno de los materiales más utilizados en la cocina, así que no te costará dar con la combinación perfecta. Puede adueñarse de los muebles, de los marcos de las ventanas o de las paredes. De hecho, combinar la madera con baldosas o azulejos blancos puede ayudarte a crear ese ambiente nórdico que tan de moda se ha puesto en los últimos años.

cocina parquet

La pizarra os dará vida

Si te decantas por la pizarra para cubrir una o más paredes de la cocina, debes saber que el acero combina a las mil maravillas. Pese a ser un material frío que estamos acostumbrados a ver en fábricas y talleres, los apuntes, los dibujos y las notas de color que puedes colgar en la pizarra resolverán todos los problemas de seriedad que puedas imaginar.

La practicidad de la pizarra está fuera de duda. No te obliga a recurrir a los típicos imanes de la nevera, sino que tienes más espacio y libertad para redactar la lista de la compra, apuntar citas imprescindibles o dedicar mensajes de amor que llenan de ternura hasta el día más gris. Y no solo eso, ya que con un poco de vista podrás dar vida a una cocina de estilo industrial (te recomiendo el artículo que publicamos sobre cocinas de estilo industrial).

¿De qué color elegir los muebles en este caso? Blanco, por supuesto. Es la eterna combinación que te permite jugar con muebles y complementos todo lo que quieras.

cocina con pizarra

Madera y cristal

Se trata de una combinación más propia de ambientes clásicos. La madera y el cristal siempre han ido de la mano para aportar elegancia a cualquier espacio. La encimera puede ser de Corian de color blanco y el resultado, si te lo propones, puede ser hasta vintage. Todo dependerá del tipo de decoración que impere en tu casa y de los complementos que estés dispuesto a utilizar.

Acero y cerámica

Vuelvo a hablar del acero, pero en esta ocasión lo hago para resaltar su relación con la cerámica, un material que nunca pasa de moda por la sencilla razón de poder actuar como base neutra. Que luego quieras optar por figuras geométricas y colores atrevidos dependerá de tus gustos, y es precisamente ahí donde entran las baldosas hidráulicas, un must-have que te transportará a mediados del siglo XIX, que es cuando surgieron.

cocina acero y ceramica

Hormigón y microcemento

Son dos materiales que poco a poco se están colando en las cocinas de medio mundo. Nadie contaba con ellos entre fogones, pero lo cierto es que están triunfando por el aire minimalista y natural que son capaces de transmitir, sobre todo si optamos por muebles de madera oscura y añadimos varias plantas al conjunto.

La clave está en la sencillez, así que son materiales que destacan siempre y cuando se integren en ambientes poco recargados.

¡Vigas a la vista!

Para terminar, hay que decir que es una suerte tener una cocina con vigas a la vista. Es un elemento estructural que destaca muchísimo y que puede tener todo el protagonismo que le quieras dar. En ambientes rústicos es la gran estrella, al igual que sucede con los ladrillos vistos, que por cierto también se han colado en la gran ciudad para quedarse.

Si apostamos por las vigas a la vista y las paredes de ladrillo visto, mi recomendación es decantarse por cerámica y baldosas hidráulicas como las que he mencionado anteriormente. El resultado puede ser espectacular.

cocina con vigas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *