Cómo colgar cuadros sin mucha complicación

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

cuadros faciles2
Los cuadros son complementos de la decoración casi imprescindibles en cualquier hogar. Aportan calidez y personalización a las estancias pues la temática escogida es totalmente libre y se adapta a los gustos de quienes habitan ahí. Por eso, los cuadros visten las paredes de vida, alegría, nostalgia, recuerdos y arte. Hoy vamos a ver cómo puedes colgarlos sin complicarte mucho la vida; si no quieres llenar tu pared de agujeros te explicamos que es fácil poder sujetarlos de otras formas, y sujetarlos bien…

Consejos básicos antes de ponerte a colgar un cuadro

Antes de liarte a taladrar la pared o a buscar alternativas para no hacerlo, voy a comentarte algunos aspectos esenciales que has de tener en cuenta cuando vayas a poner un cuadro. Aunque el cuadro es una elección totalmente personal, debes tener en cuenta cómo quedará con el conjunto de la habitación, si es del mismo estilo y combina con todo lo que se encuentra a su alrededor. Lo mismo con el marco.

La forma

Los cuadros verticales proporcionan efecto de más altura y son ideales para habitaciones pequeñas. Si son grandes y horizontales, es mejor que no pongas muchos, aunque todo dependerá del tamaño en sí del cuadro y de la pared donde lo quieres ubicar. Si quieres poner muchos cuadros en una pared, crea un diseño que se asemeje a un óvalo o a un rectángulo, por ejemplo.

cuadros faciles3

Llegó el momento de colgar

Vamos al momento de colgar el cuadro. Si el cuadro es grande deberás fijarlo en dos puntos, si es pequeño con uno bastará, en el centro del marco para que no se ladee. Otra opción para evitar que se quede torcido es poner una cuerda o alambre que una los dos extremos del cuadro, por la parte de arriba, y así podrás ajustar bien el punto donde apoye la cuerda para que tome la posición correcta. Te asegurarás que con el punto que haya en la pared consigas que esté siempre centrado.

Cuelga fácil

Si eres de aquellos que no se atreven o no quieren llenar su pared de agujeros para colgar cuadros, tranquilo, hay muchas soluciones. Una de ellas es la que se denomina cuelga fácil, y que consiste en un gancho pequeñito de plástico con una punta de metal que se clava en la pared. El agujero que hace es casi imperceptible y si alguna vez queremos quitar ese cuadro apenas notaremos la marca que pueda dejar. Además, sujetan bastante más peso de lo que puede parecer aunque si el cuadro es muy grande o demasiado pesado no quedará más remedio que coger el taladro…

Según la superficie

Los cuelga fácil tampoco vale para colocar en superficies de mármol, azulejos o piedra, pero sí que se puede poner en hormigón, madera o yeso. Con colocar el gancho donde queramos y darle suaves golpes con un martillo, estará listo para sujetar nuestro cuadro favorito.

cuadros1

Rieles

Otra manera de colocar cuadros y que tiene un montón de ventajas es a través de un sistema de rieles. Son discretos y se pueden poner en la parte de arriba de la pared, de ahí saldrán unos hilos finos con ganchos para poder sujetar las obras de arte que queramos colgar. Es muy cómodo y además te permite cambiar la distribución de la pared puesto que puedes alargar o acortar las cuerdas de las que penden los cuadros para ir modificando el diseño sin tener que hacer nuevos agujeros.

Masilla

Si lo que quieres es colgar una lámina o un cuadro de poquísimo peso, incluso casi mejor sin marco, la masilla es una opción también muy cómoda, rápida y que no deja rastro.

Artículo recomendado: Ideas para decorar con cuadros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *