Cómo combinar colores en decoración

Share on Facebook20Tweet about this on Twitter0Share on Google+4

combinacion colores
Una de las claves a la hora de tener éxito con la decoración de todo tipo de estancias es acertar con la elección de los colores. Y aunque pueda parecer una decisión sencilla, lo cierto es que hay que tener en cuenta muchos factores. Lo más complicado, eso sí, es encontrar tonalidades que combinen perfectamente entre sí.

Afortunadamente, hay algunos truquitos que nos pueden ayudar a la hora de combinar colores en decoración. Eso sí, lo que debes tener en cuenta es que la mayoría de profesionales recomiendan utilizar solo tres colores para decorar. Te damos algunos consejos para combinar colores a continuación, así que, ¿te apetece acompañarnos?

Monocromía

Si no quieres arriesgar con la elección de los colores, una buena idea es decantarse por la decoración monocromática. Como sabrás, se trata de escoger un único color como base, preferiblemente neutro, y utilizar otras tonalidades e intensidades del mismo para los matices. Si te decantas por esta opción, puedes crear contraste con diferentes tipos de texturas. También es buena idea utilizar intensidades de color muy distanciadas entre sí. Por ejemplo, es buena idea que escojas una tonalidad muy clara y otra muy oscura del mismo color. Si lo prefieres, también puedes utilizar toques de color adicionales (en muy pequeñas dosis), para darle fuerza a la decoración.

combinacion colores1

Analogía

Si la decoración monocromática te parece un poco aburrida, también puedes optar por la combinación por analogía o armónica. Para hacerlo, deberás echarle un vistazo al círculo cromático, y escoger un color primario. En cuanto a los dos terciaros, deberán ser adyacentes en el círculo. Por ejemplo, si escoges el azul como color primario, deberás combinarlo con tonos lilas y verdosos.

Colores complementarios

Otra forma de combinar colores, aún más arriesgada, es escoger colores opuestos, es decir, aquellos que en el círculo cromático se encuentran uno enfrente del otro, como el rojo y el verde. Como en la mayoría de casos, deberás optar por una tonalidad predominante y utilizar las otras dos para los complementos. En este caso también te servirá echarle un vistazo a la rueda cromática, ya que podrás ver qué colores son opuestos. Aunque no lo creas, a pesar de ser opuestos, combinarán perfectamente en la decoración.

Tríos armónicos

Una combinación menos utilizada pero que puede dar acabados sorprendentes es la de los tríos armónicos, que se basa en la mezcla de los tres colores que se sitúan en los vértices al hacer un triángulo equilátero en el círculo cromático. Al tratarse de una combinación visualmente excitante, es preferible que la utilices en estancias en las que pases poco tiempo, ya que podrías acabar cansándote muy pronto.

combinacion colores3

La regla del 60-30-10

Como sabemos que escoger los colores para decorar el hogar puede resultar complicado, queremos hablarte de una regla que utilizan muchos profesionales para hacer combinaciones. Se trata de la regla del 60-30-10, una fórmula que se basa en la elección de tres colores que debemos usar en proporciones concretas. Así, mientras que el color predominante deberá estar en el 60% del espacio (normalmente en paredes), el color secundario formará parte del 30% de la decoración (suele corresponder a los muebles). Por último, deberás escoger un color de acento para decorar el 10% restante, es decir, para los accesorios. En general, el primero de los tonos acostumbra a ser neutro, mientras que el secundario deberá complementar al dominante. Por su parte, el color de acento puede ser llamativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *