Cómo decorar para ganar luz natural en el hogar

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La luz natural nos permite ahorrar energía, embellece los espacios y nos aporta una vitalidad que nos es necesaria día a día. Sin embargo, la reducción del tamaño de los pisos está afectando a su luminosidad.

Quizá no podamos crear nuevas entradas de luz, pero si que podemos llevar a cabo una serie de consejos que nos irán geniales para ganar luz natural en las diferentes estancias del hogar. Con ella lograrás ampliar el espacio visualmente y crear atmósferas mucho más alegres. ¿Preparado para leer nuestras recomendaciones? ¡Pues allá van!

Ventanas

En primer lugar, deberás mejorar la entrada de luz por las ventanas. Lo ideal es que las ventanas estén altas para proporcionar una iluminación mucha más uniforme, aunque con cambiar los cristales puede bastarnos. Por otro lado, deberás colocar cortinas traslucidas para que la luz penetre.

Espejos

También es buena idea colocar espejos. Además, de aportar una gran carga decorativa a la estancia, es un elemento imprescindible a la hora de multiplicar la luz. Lo mejor es que los coloques frente al paso de la luz solar para expandirla por todo el espacio, llegando a iluminar hasta los rincones más oscuros.

Colores claros

Si quieres aprovechar la luz natural lo mejor es que optes por los colores claros. Las paredes y los techos en blanco, neutros y amarillos generarán estancias mucho más luminosas. Lo mismo ocurre con los suelos, que deberán ser claros y brillante para reflejar más y mejor la luz.

Muebles

También es importante la distribución de los muebles. Deberás optar solo por el mobiliario necesario, evitando cargar el espacio. Por supuesto, es imprescindible que ninguna de las piezas interrumpa, el paso de la luz natural, así que lo ideal es optar siempre por muebles bajos y de líneas simples. Y si se dispone de muebles altos, lo mejor es que estén siempre pegados a las paredes.


Por otro lado, son recomendables los muebles de colores luminosos para aportar sensación de ligereza, amplitud y luminosidad. Además, son recomendables los acabados lacados o brillantes y los materiales como el aluminio o el cristal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *