Como decorar una mesa con buen gustoCon simples recursos y detalles de buen gusto, se puede armar una decoración que le sume belleza y placer a la cena o el almuerzo especial.
Para conseguir armonía y belleza, algo fundamental es que los adornos estén a tono con la hora del día, así como con el tipo de comida, con la mantelería y la vajilla que se elija para la ocasión, y con la ornamentación de la casa.
Una de las reglas básicas es que la decoración no se transforme en un estorbo; por esta razón no se recomiendan los adornos muy voluminosos.

Algunos consejos a tener en cuenta:-El mantel debe combinar con las servilletas, la vajilla y la decoración general del sitio de la ocasión. Este debe estar en perfectas condiciones.
-Las sillas deben ser todas iguales; en caso de no contar con las suficientes una buena idea puede ser colocarles a todas la misma funda.
-Para complementar la decoración se pueden incorporar tarjetas de ubicación originales.

Candelabros y velas
Cuando la mesa se prepara para una cena formal, los candelabros y centros de mesa muy bien armados la hacen muy elegante.
Las velas en los candelabros solo deben utilizarse de noche. Lo ideal es que sean blancos o de color marfil y de cera inodora para que no interfieran estas con los aromas de la comida y los vinos. Si se encienden hay que hacerlo cuando los invitados se sientan en la mesa, aunque en la mayoría de los casos se utilizan solo como decoración y no se encienden.
Flores y aromas
Para armar los centros de mesa las flores son las más elegidas. Al igual que las flores, naturales o secas, deben ser sin perfume. Algo a tener en cuenta es que los arreglos no tapen a los invitados con diseños muy bajos o muy altos, de base angosta. Hay que ubicarlos de forma que quede una cierta distancia entre sí, pensando en dejar un sitio para las bandejas, y demás elementos que hay que colocar en la mesa.

Alternativas creativas
Además de los centros de mesa con flores se pu8eden utilizar elementos decorativos en función del sitio y tipo de comida. Por ejemplo, para una comida en el jardín, se pueden utilizar centros con frutas, como ser con manzanas rojas o verdes, de acuerdo a los colores del mantel y de la vajilla.