Cómo guardar los zapatos en el armario

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Aunque la gran mayoría utiliza zapateros para guardar el calzado, hay personas que prefieren colocar sus zapatos dentro del armario, ya que es una opción cómoda y práctica, pudiendo tenerlos siempre a mano. Además, es la opción ideal para aprovechar espacios que se adaptan perfectamente al tamaño del calzado y que muchas veces son desperdiciados.

Sin embargo, esta opción esconde un inconveniente: la acumulación de malos olores, algo que no suele ocurrir con los muebles destinados específicamente para guardar los zapatos. Aún así, hay personas que deciden guardar los zapatos en el armario, ya sea por razones de espacio, económicas o de cualquier otra índole. Para ellos van estos consejos sobre cómo guardar el calzado en este mueble del dormitorio.

Reducir los olores

Si quieres que tu armario no acumule malos olores, no guardes los zapatos directamente en el armario después de usarlos. Además, puedes usar desodorantes específicos, perfumar el espacio cerrado, evitar la acumulación excesiva de zapatos (sobre todo los más propensos a la acumulación de olor) y limpiar de manera periódica el lugar.

Colocar los zapatos en estantes

Existen diferentes alternativas para guardar calzado en el interior de los muebles. La opción más sencilla es colocar estantes, que pueden estar colocados de manera horizontal o con una cierta inclinación.

Cajas

Otra alternativa es guardar los zapatos en sus propias cajas. Así, puedes formar pilas para aprovechar mejor los espacios, aunque demasiadas cajas puedes hacer difícil la tarea de retirar los zapatos cuando se quieren usar y volver a guardarlos más tarde.

Hormas y muebles de tela

También es buena idea colocar pequeñas hormas de forma vertical en la parte inferior de los armarios. Se trata de estructuras que permiten aprovechar muy bien las dimensiones del mueble. Si no te convence esta opción, siempre puedes optar por los muebles de tela, una magnifica opción para provechar espacios verticales de forma económica, sin instalar estantes ni estructuras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *