Cómo hacer tu máquina de chicles estilo retro

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

maquina chicles DIY 1
Hoy os traigo una manualidad chulísima para que podáis hacer si queréis decorar una fiesta en casa con cierto estilo retro. ¿Quién no se acuerda de las máquinas de chicles en las que echabas una moneda y caía una bola de colores? Pues es lo que vamos a aprender a hacer hoy con este DIY tan original que he encontrado en el blog Kara’s Party Ideas. Puedes llenar tu máquina con chicles o con cualquier chuchería que te guste. Unos Lacasitos, unos M&M’s, gominolas… Son solo unas ideas, seguro que ya tienes en mente lo que quieres meter en la tuya. ¡Comenzamos!

Los materiales

Empezamos con los materiales que necesitas para hacer esta manualidad tan decorativa que seguro vas a querer poner en tu próxima fiesta.

– Un macetero de terracota con su plato.
– Una bola de madera.
– Una anilla de madera.
– Silicona (o un pegamento fuerte fuerte).
– Una pecera pequeña o un recipiente de cristal (o plástico, también vale) que se asemeje a ello.
– Pintura en espray.
– Chicles, chucherías, lo que te apetezca.

maquina chicles DIY 2

Primer paso: la pintura

Lo primero que vamos a hacer es pintar el macetero, el plato, la bola y la anilla. Deja secar durante el tiempo que indique el fabricante. El color, el que más te guste, esta roja que sirve como ejemplo en las fotografías es chulísima, pero si la decoración de tu fiesta va a tener alguna otra tonalidad como protagonist, puedes pintarla de ese tono o de algún otro que se complemente o contraste.

Segundo paso: pegamos las partes

A continuación vamos a ensamblar esta máquina retro tan bonita. Dale la vuelta al macetero (lo ancho hacia al suelo y el “culo” de la maceta hacia arriba). En la parte arriba pega la bola de cristal o plástico y deja secar. Después, pega la bola de madera sobre el platillo de la maceta y cuando esté bien seco, ponlo en la parte de arriba, a modo de tapa. Debes fijarte que los diámetros sean parecidos para que el efecto quede bien. Falta pegar la anilla en la maceta, para que parezca ese lugar por el que saldrían los chicles.

Tercer paso: toca llenar la máquina

La tapa de tu máquina de chicles no debe ir pegada a la pecera o bol transparente ya que por ahí has de meter tus chicles de colores o tus chucherías preferidas. Así que ahora toca llenarla para colocar en tu fiesta retro. Ya verás qué éxito vas a tener entre tus invitados. Si te animas, puedes hacer incluso varias para colocar diferentes tipos de gominolas, caramelos o chicles. Y, cuando la fiesta termine, guarda tu máquina en un lugar especial de tu casa, para tener siempre a mano un dulce que llevarte a la boca. ¡Menuda decoración tan original!

maquina chicles DIY 3

Otras ideas para la decoración

Como te digo, puedes personalizar al máximo esta máquina expendedora en cuanto al color escogido y también la decoración que le des a la maceta. Otra idea que te traigo es colocar, en lugar del arito de madera que simula la rendija, una abrazadera omega, que hará las veces de ranura donde echar la moneda, y una bisagra plancha, un poco más abajo, para que parezca el lugar por donde saldrá la bolita de chicle. También puedes añadir algún lazo entre la pecera y la maceta para darle un toque muy elegante, o incluso pintar la tapa de otro color y dejar solo la bola y la maceta del mismo… Hay muchas posibilidades. Te dejo con algunas ideas en la galería de fotos que te pueden servir de inspiración para diseñar tu propia máquina de chicles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *