Cómo limpiar la piscina
Con la llegada del buen tiempo apetece mucho darse un bañito refrescante en la piscina. Preparar la piscina para el verano requiere una serie de cuidados y un mantenimiento para que nos podamos tirar al agua con total seguridad y en las mejores condiciones de higiene. En el agua se desarrollan todo tipo de microorganismos, algunos inofensivos y otros patógenos, y aunque parezca clara y transparente, puede contener sustancias contaminantes, virus y bacterias que puedan causarnos enfermedades e infecciones.

Por eso ser recomienda, por lo menos una vez al año, vaciar la piscina por completo para limpiar su estructura. El vaciado se puede efectuar de muchas maneras, abriendo la llave para que el agua fluya o mediante la típica bomba. El siguiente paso es analizar a fondo el revestimiento (gresite) del contorno de la piscina para arreglar las posibles grietas o agujeros en el mosaico y demás desperfectos que se detecten. Puedes limpiar la estructura con un cepillo y un detergente ácido. Luego ya se puede llenar de nuevo la piscina, colocar un limpiador de filtros para los restos o usar un sistema de barrido superficial.

Por otro lado, el tratamiento químico del agua también es importante. La desinfección del agua será necesaria aunque el agua parezca limpia. Para matar las bacterias no deseas y eliminar todos los microorganismo que pueda contener, hay que tratarla con cloro. Tras añadir este producto químico, una parte se consume al distribuir los contaminantes del agua, mientras que el resto permanece como cloro residual como pastillas en el fondo de la piscina.

En el caso de que aparezcan algas, debemos solucionarlo antes de que se multipliquen con rapidez en el agua, suelen producirse cuando la temperatura de ésta comienza a ser elevada. Las esporas de las algas llegan al agua de la piscina a causa del viento o de la lluvia y pueden teñirla de color verde. Si esto sucede, se debe controlar el pH, para a continuación efectuar una cloración de choque. Es importante que el agua de piscina se mantenga entorno al 7,5 de pH.