Cómo pintar una cocina

Share on Facebook16Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

cocina de colorines
La pintura puede hacer milagros. Pintar una habitación de casa es sinónimo de renovarla por completo, aunque esto no quiera decir que vayas a cambiar el mobiliario que hay en ella. Gracias a la pintura puedes transformar tu cocina sin necesidad de invertir mucho dinero en ella. Según los colores por los que te decantes, la estancia puede parecer más iluminada de lo que en realidad está y más grande y amplia.

La elección de los colores es básica para la cocina. Depende también mucho de tus gustos, ya que lo ideal es que crees un espacio en el que te sientas cómodo. Para las cocinas, por ejemplo, son muy recomendados los tonos claros que aporten iluminación al espacio. Si pretendes destacar algún elemento de la habitación puedes recurrir a los vinilos decorativos o a los azulejos de otros colores.

Limpiar de grasa las paredes

Procura elegir un tipo de pintura que sea impermeable, ya que las paredes de la cocina tienden a ensuciarse con facilidad. Ten en cuenta que es un lugar en el que se trabaja con vapores y grasas que quedan rápidamente incrustadas en la pared.

botes de pintura
Antes de ponerte manos a la obra tendrás que limpiar bien las paredes. Se pueden haber quedado restos de grasa incrustados y es mejor deshacerse de ellos antes de renovar el aspecto de la cocina. Limpia con un trapo húmedo las paredes antes de comenzar a pintarlas.

Cubre con plásticos el hornillo, fregador frigorífico y demás electrodomésticos que no puedas sacar de la cocina. A continuación, pon papel absorbente en el suelo para no mancharlo tampoco de pintura y protege los azulejos que haya en la estancia.

Una vez hayas completado el proceso, comienza pintando el techo. ¿Por qué empezar por el techo? Muy sencillo, si salpica las paredes siempre puedes cubrirlo con posterioridad cuando vayas a pintarlas.

Cuando tengas listo el techo sigue por las paredes y pinta siempre de arriba abajo. Es la mejor manera de pintar para que no queden restregones. Deja secar la pared y ventila bien la habitación.

Otros artículos de interés:

Cómo cambiar la cocina sin hacer obras
Cómo decorar la cocina con poco dinero
Cocinas decoradas con rayas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *