Cómo tener una casa ecológica

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+4


Todos soñamos con esto: tener una casa ecológica. Una vivienda que consuma poca energía, que sea eficiente energéticamente y que se pueda autoabastecer de los recursos naturales. Si tu idea es conseguir un hogar ecológico 100%, sigue leyendo, porque en Decorablog te damos unos consejos para conseguir una casa respetuosa con el medio ambiente.

Para convertir una casa en ecológica, no hace falta invertir mucho dinero. Tú mismo puedes tener una vivienda más eficiente reutilizando embalajes, creando un pequeño jardín en la terraza o en el balcón o empleando la eficiencia energética de los electrodomésticos a la hora de utilizarlos.

Electrodomésticos eficientes

La energía solar es uno de los principales ingredientes que te ayudarán a que tu casa sea mucho más ecológica. La instalación de paneles solares en el tejado contribuirá al funcionamiento de los aparatos electrónicos del hogar. No obstante, estos sistemas son caros y costosos. Si no puedes permitírtelo, empieza por utilizar la energía solar en pequeñas dosis. Esto es, compra cargadores solares para los dispositivos que usamos a diario como el teléfono móvil. Con esto ya ahorrarás una pequeña parte de la energía que consumes a diario.

Por otro lado, utiliza electrodomésticos más verdes. Fíjate en las etiquetas de eficiencia energética y adquiere aquellos de la clase A, son más caros, pero también son los que menos consumen.

Una de las finalidades de cualquier casa ecológica es beneficiar al medio ambiente. Con un pequeño jardín en la parte trasera o delantera de la vivienda o en la terraza o balcón, ya estarás contribuyendo a este cometido. Comienza plantando alimentos que consumes a menudo como las lechugas, las cebollas o especies como el orégano.


Para regar las plantas, no cojas agua del grifo. El agua es un bien escaso y hay que emplearlo adecuadamente. En su lugar, utiliza aguas residuales o aquella que vayas a desechar.

En la cocina evita tener enchufado los electrodomésticos todo el tiempo. Utiliza el calor residual para terminar de hacer la comida.

Por último, si has de pintar una habitación, hazlo con pinturas no tóxicas. Así conseguirás un hogar más ecológico y saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *