Consejos para decorar la cocina en blanco

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+3

blanco cocina
¿Estás pensando en renovar tu cocina? Pues una de las primeras cosas que deberás decidir será los colores que primen en la estancia, teniendo en cuenta factores como las dimensiones o la luz natural que entra en el espacio. Como son muchas las posibilidades, hoy en Decorablog queremos proponerte una opción que nunca falla. Nos estamos refiriendo a las cocinas en blanco, que nunca pasarán de moda.

Si te has decantado por este color para tu cocina, te recomendamos que no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación, ya que hoy vamos a darte algunos consejos para que el resultado sea todo un éxito. ¿Te apetece acompañarnos?

Las ventajas de decorar la cocina en blanco

Antes de ofrecerte algunos interesantes consejos, queremos acabar de convencerte de que escoger el blanco para la cocina es una fantástica idea. Lo primero que debes tener en cuenta es que este color siempre ha estado muy presente en este importante espacio del hogar, así que por algo será, ¿no? Lo cierto es que es capaz de dar más luminosidad a la estancia, generar una sensación de amplitud, realzar cualquier detalle decorativo y ofrecer una sensación de limpieza. Además, en cualquiera de sus versiones, el blanco combina con prácticamente todas las tonalidades de la paleta cromática y encaja en todos los estilos los estilos decorativos. Por tanto, es ideal para cocinas nórdicas, vintage, minimalistas, rústicas

blanco cocina1

Mejor, combinado con otros colores

Aunque tienes la opción de crear una cocina monocromática, lo cierto es que el resultado puede ser demasiado frío, algo que no es muy recomendable para un espacio como éste, en el que pasamos muchas horas y, en algunos casos, nos reunimos con los familiares amigos. Por tanto, lo ideal es combinarlo con otras tonalidades, que deberás escoger dependiendo del resultado que quieras conseguir. Así, si quieres lograr una cocina elegante y sobria, lo más adecuado es optar por otras tonalidades neutras, como el gris, el negro o los tonos que aporta la madera, ya sea clara u oscura. Eso sí, si quieres que se trate de una zona llena de vitalidad, no dudes en añadir pinceladas en tonos más llamativos: rojos, naranjas, amarillos, verdes…

blanco cocina2

El blanco en las superficies más amplias

Si has desechado la idea de crear una cocina monocolor, entonces deberás pensar en qué color teñirá cada uno de los elementos de la estancia. Lo que nosotros te recomendamos que optes por el blanco para las superficies más grandes (paredes, techos, muebles…), sobre todo si los metros cuadrados brillan por su ausencia y la luz natural es escasa. De esta manera, lograrás que el espacio parezca más grande y luminoso de lo que en realidad es. Si te decantas por el blanco para las paredes, lo más recomendable es optar por un revestimiento de azulejos, que es más fácil de mantener limpio. Eso sí, debes saber que hoy en día se pueden encontrar pinturas y papeles pintados para cocinas. En cuanto a las encimeras y el suelo, si quieres que sean blancos es mejor que no sea puro.

blanco cocina3

El resto de colores

El resto de colores que hayas escogido podrán formar parte de los detalles: textiles, accesorios, electrodomésticos… Por supuesto, también podrás utilizarlo en determinados muebles. De hecho, en una cocina blanca puede quedar muy bien escoger una pieza de mobiliario en un color que destaque. En definitiva, dependiendo del protagonismo que quieras darle al blanco y al resto de colores, deberás utilizarlos en más o menos elementos. Por supuesto, también deberás tener en cuenta el estilo de la cocina.

Artículo recomendado: Cocina: ideas, tendencias y fotos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *