Consejos para escoger el colchón más adecuado

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

colchones IKEA 4
Hablar de salud es hablar de algo muy importante, así que no deberías jugártela a la hora de elegir un colchón. Lo barato puede salir muy caro, y en ocasiones lo que es caro no tiene por qué ser lo mejor. Es cuestión de analizar la calidad de los productos, y en base a ello tomar una decisión acertada.

Por otra parte, también hay que ser consciente de que no existe un colchón bueno y un colchón malo. La elección de uno u otro puede depender de las características y los hábitos de cada persona, ya que el peso, la altura o la forma de dormir son determinantes a la hora de satisfacer las necesidades del comprador.

IKEA vende colchones económicos y de primera calidad

El 40% de los consumidores no piensan en IKEA a la hora de comprar un colchón, y eso es debido a la percepción de baja calidad que existe. Sin embargo, la firma sueca se ha renovado por completo en los últimos 3-4 años, lanzando al mercado español un surtido de colchones de lo más completo en cuanto a materiales y medidas se refiere.

Sobre esto último se han escrito varios capítulos. En 1996 IKEA llegó a España vendiendo colchones con las medidas europeas, pero desde 2007 es posible encontrar las medidas de colchón españolas junto a las que imperan en el viejo continente: 80×190 cm, 90×190 cm, 135×190 cm y 150×190 cm.

colchones IKEA 2
Como garantía de calidad, IKEA ofrece 365 días de plazo para devolver el colchón por si después de probarlo no te ha terminado de convencer. De hecho, están tan seguros de que te van a vender el mejor colchón que hasta te ofrecen 25 años de garantía.

Que el precio de los colchones de IKEA sea más bajo que el de la competencia no quiere decir que sean de baja calidad. Es una percepción errónea, una asociación que en este caso es equivocada. ¿Por qué? Pues porque tienen la capacidad de ahorrar costes en procesos como los de distribución, embalaje, almacenaje y transporte, además de producir a nivel mundial sin intermediarios. Eso les permite bajar los precios de sus colchones sin comprometer la calidad de los mismos.

¿Qué tipo de colchón me conviene?

La experiencia acumulada por IKEA, además de las numerosas pruebas que han llevado a cabo con personas de todo tipo de edades, pesos y estaturas, les permite afirmar que cada individuo es un mundo a la hora de elegir el colchón que le resulta más cómodo. Por eso ofrecen varias posibilidades en cuanto a medidas, firmeza y materiales empleados.

colchones IKEA 3
Colchones de viscoelástica: Son firmes y flexibles a la vez. Es un material que se adapta al cuerpo para distribuir el peso uniformemente. Los más frioleros se benefician de ello porque es capaz de adaptarse a la temperatura. También alivian presiones musculares, mejoran la circulación, inducen al relax y te permiten descansar en profundidad.

Colchones de muelles: Son los que ofrecen una respuesta de apoyo más inmediata. Sus propiedades de ventilación son excelentes, así que son una muy buena opción para los que pasan más calor durmiendo. IKEA ofrece dos opciones que proporcionan la comodidad que buscamos, que son los de muelles embolsados (envueltos individualmente para adaptarse a tu cuerpo) y los de muelles Bonnell (una capa de muelles forma un soporte integral que mejora el descanso).

Colchones de látex: Distribuyen el peso por igual para que los movimientos no se noten y se amoldan al cuerpo como un guante se amolda a una mano. Pasar calor es difícil, ya que favorecen la circulación del aire. Además, debes saber que absorben los movimientos corporales, así que son muy recomendados en caso de que uno de los dos o los dos integrantes de la pareja sean de dar vueltas por la noche.

colchones IKEA 1

Consideraciones sobre su firmeza

Para terminar, nos gustaría hablar de la firmeza del colchón, que es lo mismo que hablar de su estabilidad. El buen colchón es el que respeta la curvatura natural de la columna vertebral y reparte el peso de forma adecuada. Se agradece que sea firme para sostener el cuerpo, pero no debe traspasar determinados límites. Al contrario de lo que se piensa, un colchón duro no siempre es lo mejor para la espalda. En un colchón duro la columna vertebral se ve afectada, mientras que en un colchón blando la columna vertebral y la espalda no están bien sujetas sea cual sea la postura adoptada para dormir.

Post Patrocinado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *