Consejos para decorar una habitación de matrimonio

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


El dormitorio es una de las estancias más íntimas del hogar, que representa para cada pareja un espacio de contención y privacidad sin parecido alguno en el resto de la vivienda. Por eso, es importante brindarle a la decoración de esta habitación toda la atención necesaria para convertirla en un verdadero santuario personal.

Como puedes imaginar, antes de decorar una habitación de matrimonio deben tomarse un montón de decisiones relacionadas con el color, los muebles, la ubicación de cada elemento… Sin embargo, lo más importante es tener en cuenta los gustos de las dos personas que dormirán en esta estancia. Así que si estás pensando en renovar tu habitación de matrimonio o acabas de mudarte a una nueva vivienda, échale un vistazo a los consejos que vamos a darte a continuación.

No recargar el espacio

Cuando se decora una habitación matrimonial hay que tener en cuenta que es una habitación compartida, por lo que se deben tener en consideración los gustos de cada uno. De esta manera, ambos sentirán que es su espacio. También es importante no recargar el espacio con elementos que puedan distraeros en vuestra búsqueda de la paz y el descanso.

Iluminación

Sin duda, una de las claves de la decoración del dormitorio de matrimonio es la iluminación. Como cualquier lugar del hogar, debe estar bien iluminado, pero se puede optar por la opción de graduar la iluminación, ya que en algunos momentos puede ser necesaria una luz tenue para relajarse y conciliar el sueño y, otras veces, una excelente iluminación para realizar la limpieza. Tampoco puedes olvidarte de colocar lámparas en tu mesita de noche y en la de tu pareja.

Colores

Por supuesto, la elección del color de las paredes del dormitorio es muy importante. Teniendo en cuenta que se trata de un espacio pensado principalmente para descansar, lo mejor es optar por colores que transmitan calma, como los pasteles y los claros. Los cremas, beige y azules pasteles y los colores cálidos y frescos harán de tu dormitorio un espacio perfecto. Además, hay que evitar colores fuertes y saturados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *