Consejos para limpiar la piscina

Share on Facebook9Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

limpiar piscina
Si tienes piscina en casa ya va siendo hora de prepararla para los primeros baños de la temporada. Puede que te hayas olvidado de esta instalación durante el resto del año y que sea ahora cuando recuerdes que quieres hacer una de esas barbacoas de las que tanto se disfrutan en verano con la familia, pero claro, no será un evento perfecto de no tener lista la piscina para que los invitados puedan remojarse y deshacerse del calor.

Pero el problema está en que las piscinas no se mantienen solas y requieren de algunos cuidados para que el agua sea durante todo el verano lo más limpia y pura posible. A continuación te vamos a mostrar unos consejos para que limpies y cuides la piscina durante los próximos meses.

¿Limpiador automático o manual?

¿Recurrimos a un limpiador automático o a uno manual? La pregunta está en el aire y vamos a tratar de responderte. Los limpiadores automáticos son perfectos para aquellas personas que carecen de tiempo y ganas para cuidar bien la piscina. Nos referimos a un equipo de filtrado de agua como una depuradora que se encargue día a día de eliminar las sustancias indeseables del agua y de que ésta conserve su color natural.

La mayoría de las piscinas ya cuentan con este tipo de equipos de filtrado, por lo que si vas a adquirir una instalación así para disfrutarla en verano, has de saber que su mantenimiento será sencillo. Entre las ventajas de los equipos de filtrado destaca que el agua se mantiene siempre en movimiento, por lo que se mejora sustancialmente la eficacia de los productos de limpieza que se echan en el agua.

No obstante, limpiar una piscina no solo se limita a deshacerse de las hojas y los bichos que hayan podido caer en el agua, también hay que darle un tratamiento químico para que el usuario de la piscina se pueda bañar en un agua saludable. Para ello habrá que procurar mantener el fondo de la piscina limpio y evitar que se formen depósitos de agua. Muchas personas optan por ocuparse de esta tarea ellos mismos, ya que los resultados son mejores que si se recurre solo a una depuradora. Basta con hacerse con un barredor de fondo de piscinas y pasarlo cada día por el fondo para eliminar el polvo y otras partículas que se hayan podido acumular.

limpiar fondo de la piscina
Los factores externos como la temperatura también influyen en la limpieza de las piscinas. Cuando la temperatura está entre 20 y 25ºC, más se desestabiliza el PH del agua, por lo que las consecuencias directas es que se forman algas con mayor rapidez y habrá que procurarle mayores cuidados a la piscina. Lo mismo sucede con las tormentas. Si la piscina es descubierta, al llover el agua de la balsa se enturbia y habrá que limpiarla de nuevo para que recupere su estado inicial.

Reparaciones en la piscina

Ha llegado la hora de poner a punto la piscina. Antes de eso comprueba que la superficie está en buen estado y que no hay que realizar ninguna reparación de la piscina. Si ves que hay azulejos rotos o el desagüe está en mal estado, deberás llamar a un albañil para que lo repare.

superficie de piscina
A continuación, hazte con un buen equipo de cepillos y ácido y algún producto antialgas. Frota con brío los azulejos y todo el suelo de la piscina para eliminar restos de suciedad. Para ello aplica ácido y agua a presión. No olvides usar guantes y botas para proteger los pies y las manos.

Antes de llenar de nuevo la piscina comprueba que la depuradora de agua funciona correctamente. Cambia los filtros por unos nuevos que garanticen que el agua se renueve con cierta calidad. Y ya está. Ya puedes proceder al llenado de la piscina y a disfrutar de ella durante todo el verano.

Artículos relacionados:

Ventajas de las piscinas ecológicas
Piscinas de madera baratas
Planos de casas con piscina

1 comentario

  1. Articulo muy interesante para mantener nuestra piscina en perfectas condiciones.
    Dependiendo del tamaño, revestimiento o uso que le demos a nuestra piscina, tendremos que elegir un tratamiento u otro ya que un mal tratamiento en la piscina puede dañar el agua, revestimiento o a los propios usuarios.
    Recomendamos dejar los niveles de Ph alrededor de 7,2 y de cloro sobre 0,7 ppm. Estando estos niveles correctos hay que evitar usar el uso de aditivos químicos, ya que no mejorarán más la piscina y podrían dañar tanto el agua como a los usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *