Consejos para lograr un plus de calidez en el salón

Share on Facebook7Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

salon acogedor
¿Te gustaría tener un salón más cálido? ¿Eres friolero y lo pasas francamente mal durante los meses de invierno? Es cierto que las estufas y la calefacción pueden calentarte con rapidez, e incluso una buena manta puede aumentar tu temperatura en escasos minutos. Sin embargo, lo ideal es que la decoración de tu hogar participe en esa lucha contra el frío, porque con colores, texturas, luces y complementos puedes lograr que cualquier estancia sea mucho más acogedora.

No es necesario invertir una gran cantidad de dinero y tampoco hay que recurrir a una revolución. Solo hay que prestar atención a los detalles y dar los pasos correctos. ¿Me acompañas?

Textiles

textiles
Siempre juegan un papel decisivo, y en esta ocasión todavía más. Son unos grandes aliados de la calidez, porque a través del tacto podemos experimentar distintas sensaciones. La lana, el jacquard y el terciopelo son materiales muy apropiados para el invierno, y encima puedes combinarlos para lograr resultados atractivos desde un punto de vista visual.

Las formas y los tamaños los eliges tú, y si quieres algún estampado solo tienes que buscarlo. La calidez no está ligada a la formalidad, así que puedes dejar volar tu imaginación sin miedo a equivocarte.

Piensa en la importancia de las cortinas y no te olvides de sacar mantas para el sofá. Tus pies descalzos y tus piernas te lo agradecerán mientras veas tu serie favorita.

Colores

colores
Los colores lo son todo. Expresan tantos estados de ánimo que rara vez podemos decir que son secundarios. En este caso es evidente que hay que recurrir a tonalidades cálidas como el beige, el crema, el gris o el marrón. No se busca frescura, se busca todo lo contrario. Eso significa que los colores muy intensos no son recomendables.

Éstos no solo se manifiestan en las paredes. Como te comentaré más adelante, también están presentes en los complementos. Debes hacer todo lo posible por tomar decisiones que no alteren la armonía cromática para no estropear la decoración de la estancia.

Paredes

alfombra
Es en las paredes donde puedes volver a fijarte para añadir otra ración extra de calidez. ¿Cómo? Recurriendo a cuadros y fotografías que te hagan sentir bien. Recuerdos de la infancia, fotos con familiares y amigos, imágenes de ciudades en las que has estado…

Otra recomendación es no olvidarse de los zócalos, que preferiblemente deberían ser de madera. Son perfectos para vestir la parte inferior de las paredes. Éstas, por cierto, no es necesario volver a pintarlas cuando llega el otoño y el invierno, ya que existen numerosos diseños de papel pintado que podrán transformar el salón.

Lo ideal sería tener las paredes y el techo de madera, como por ejemplo en la imagen que hay sobre estas líneas. Pero evidentemente, es una solución complicada.

Complementos

complementos
En este apartado hay que poner énfasis en la elección de una alfombra mullida y lo suficientemente grande como para dar cabida a la mesa que suele separar el televisor del sofá. Los motivos árabes son ideales porque normalmente van acompañados de tonalidades marrones, pero eso no significa que no te puedas comprar otro tipo de alfombra. Incluso las más minimalistas, si cuentan con un color apropiado, pueden cumplir con nota.

Otros complementos que deberías cuidar son los cojines y los jarrones que normalmente colocamos en el mueble del televisor o la mesa.

Iluminación

iluminacion
En cuanto a la iluminación, la mejor elección pasa por colocar unas luces indirectas para iluminar el salón. ¿Qué significa eso? Significa que las lámparas de sobremesa y la típica lámpara de pie que está al lado del sofá son las que deberías encender. Puedes prescindir del resto si hay suficiente luz, y no olvides que ésta debe ser de un tono amarillento, jamás de un tono blanco.

Si ves que necesitas más luz y estás a punto de encender la que sirve para iluminar todo el salón, piensa que con unas velas resolverás el problema. Estarás ganando calidez e intimidad, dos palabras que suenan muy bien por estas fechas.

Artículo recomendado: Decoración cálida para otoño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *