Consejos para ordenar los libros en las estanterías

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Aunque existen diferentes posibilidades a la hora de decorar con libros, lo cierto es que la forma más clásica de colocarlos en el hogar es en las estanterías. Y es que, sin lugar a dudas, es mucho más fácil buscar cualquier ejemplar en una biblioteca, siempre y cuando ésta esté ordenada.

Por supuesto, esta forma de colocar los libros también aporta un valor estético a la decoración del salón, o de la estancia donde esté colocada la estantería en cuestión, otorgando un aire de calidez y vitalidad al espacio. Eso sí, es importante que la biblioteca se mantenga en orden, algo que puede logarse siguiendo criterios diferentes: tema, autores, títulos, colecciones, tamaños… A continuación vamos a darte una serie de consejos para que tu biblioteca particular esté bien ordenada y aporte un valor decorativo a tu salón.

Ordenar libros por colección

En general, los libros que pertenecen a una misma colección suelen tener formatos similares, por lo que es recomendable colocarlos juntos, estableciendo un orden alfabético o siguiendo la numeración impuesta por la propia compilación. Si no se posee la serie completa y queda bastante hueco libre, puede rellenarse con otros libros o con otro tipo de adornos, como fotografías.

Estantes regulables

Por otro lado, debes tener en cuenta que muchas estanterías incluyen algún compartimento especial para los ejemplares de formato grande (arte, fotografía, arquitectura, atlas o viajes, entre otros temas), que suele estar en la balda inferior. Aún así, son más prácticos los estantes regulables. Si es tu caso, reserva las obras grandes para la parte superior y deja el área que se encuentra a la altura de los ojos para ubicar dos o tres estantes con ejemplares medianos o pequeños.

Otras consideraciones

También puedes colocar dos filas de libros en cada estante si tienes una gran cantidad de volúmenes o quieres que algunos libros no queden expuestos a la vista, o poner ejemplares apoyados unos sobre otros de forma horizontal. Por otro lado, si es habitual que sumes libros a tu colección, deja un estante destinado a las nuevas incorporaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *