Crear nuevos colores utilizando el rojo, el azul y el amarillo

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

colores decoracion
Los colores influyen en nuestra mente y en nuestro cuerpo más de lo que imaginamos. Algunos transmiten calma y bienestar, como es el caso del azul y del blanco. Mientras que otros estimulan la mente y la creatividad, como sucede con el naranja.

El poder de los colores también es capaz de transformar por completo un espacio. Por ello, en Decorablog queremos invitarte a crear nuevos colores utilizando el rojo, el azul y el amarillo. ¿Te apuntas?

Rojo + amarillo = naranja

Si mezclas 2 partes de amarillo y 1 de rojo obtendrás el color naranja. Jugando con las proporciones puedes crear diferentes tipos de naranja, todo depende de la cantidad de rojo y amarillo que utilices. Así, puedes lograr un naranja más llamativo que otro.

¿Y qué beneficios tiene este color? El naranja es un color alegre que estimula la mente y favorece la imaginación, ya que activa el cerebro y el organismo. Por lo que se recomienda en zonas de la casa con gran actividad como la cocina y la sala de estudio.

pared naranja

Amarillo + azul = verde

Si mezclas 1 parte de amarillo y 1 de azul conseguirás un verde. Aquí también puedes variar las proporciones de cada color, utilizando un poco más de amarillo que de azul, o viceversa. De esta forma, lograrás un verde más azulado, inspirado en el mar.

Independientemente del tipo de verde que consigas crear, debes saber que este color se asocia con la naturaleza. Por lo que transmite serenidad y bienestar. Un color refrescante que podemos utilizar en cualquier espacio de la casa.

Azul + rojo = violeta

Romántico y pasional, el color violeta se obtiene mezclando el azul y el rojo. Las cantidad que deberás utilizar para conseguirlo son: 5 partes de azul y 2 de rojo.

paredes violeta

Rojo + azul + amarillo = marrón

Los colores tierra, como es el caso del marrón, transmiten calidez y armonía, así que son una estupenda elección para añadir un toque acogedor a la decoración de la casa. Para conseguir el color marrón tienes que mezclar 2 partes de azul, 2 de amarillo y 1 de rojo.

Consejos para mezclar colores

Antes de empezar a mezclar colores, no olvides que si quieres crear un color más cálido, es decir con menos intensidad, debes utilizar un color opuesto al que estás utilizando. En el caso del rojo, debes utilizar el verde. Para el azul, debes utilizar el naranja y para el amarillo, el violeta.

Por lo tanto, si quieres crear un naranja más suave y discreto, deberás utilizar un poco de azul, que es opuesto a los dos colores que hemos utilizado para lograr el naranja (es decir, el rojo y el amarillo).

bote de pintura
Y recuerda también que para repetir el mismo color en la siguiente mezcla, tendrás que utilizar exactamente las mismas proporciones. Así que muy atento a las cantidades que utilizas cada vez.

Colores primarios, secundarios y terciarios

Por último, queremos hacer una pequeña aclaración con el fin de entender mejor todo este universo de colores. Los colores que hemos utilizado para conseguir otras tonalidades son colores primarios. Es decir, colores que no se pueden obtener mediante la mezcla de ningún otro.

Los colores resultantes de los primarios son los secundarios. Es decir, al mezclar dos colores primarios como el rojo y el amarillo obtenemos uno secundario, el naranja. Sin embargo, también podemos conseguir colores terciarios si utilizamos los tonos secundarios para crear otras muchas propuestas cromáticas. Por lo tanto, en Decorablog queremos invitarte a mezclar los colores resultantes en busca de la tonalidad perfecta para ti. Pero eso sí, no olvides controlar y anotar las proporciones utilizadas. De lo contrario, si quieres lograr de nuevo esa misma tonalidad, te resultará más difícil averiguar las cantidad exactas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *