Decoración con distintas tonalidades de verde
El verde para la decoración es un color muy utilizado. Suele ser refrescante, relajante y chic. La misma naturaleza nos puede servir de inspiración a la hora de utilizar este color. Lo ideal es saber utilizar distintas tonalidades que pueden combinar muy bien para conseguir el ambiente deseado. La elegancia y la armonía pueden hacer acto de presencia en tu hogar si tienes en cuenta una serie de cosas.

Decoración con distintas tonalidades de verde
Pintar las paredes en verde es una buena opción para muchas habitaciones. Es un color calmado, relajante. Está disponible en varias texturas que tendrás que saber combinar. Por ejemplo, puedes pintar un dormitorio de verde pistacho, con el cabezal de la cama de verde caqui y con la colcha de verde pastel. Además, no debes olvidar que los estampados en verde pueden darle un toque especial. Estos son muy utilizados en alfombras, cortinas y también para la ropa de cama en forma de flores.

Decoración con distintas tonalidades de verde
La que podéis ver arriba es una paleta de colores que te puede interesar. El color beige (1) es una base neutral que puede combinar con varios tonos de verde. El verde lechoso (2) queda de maravilla en cocinas combinado con el blanco o el negro. El verde petróleo (3) es más intenso y hay que utilizarlo con menos intensidad, preferiblemente para una sola pared. Por último, el verde lima (4) le sentará de maravilla a cualquier habitación infantil, baño o cuarto de juego de niños.