Decoración en blanco y verde
La decoración permite una infinidad de posibilidades en cuanto a colores. Una de las combinaciones que más nos gustan es el blanco con el verde, es perfecto para decorar cuando el espacio pequeño. Permite crear un ambiente muy acogedor, luminoso y alegre. En general, se pinta todo de blanco, ya que es una buena manera de agrandar visualmente el espacio. Sin embargo, se pintan algunos detalles en verde lima, que convierten el interior en un lugar más habitable e interesante.

Lo bueno del color verde es que combina con cualquier tipo de mobiliario, de modo que lo ideal es elegir muebles muy funcionales y sencillos. Por ejemplo, puedes pintar una pared del salón en color verde, los armarios de la cocina en verde o los textiles del baño también en verde. Recuerda que se trata de un color con mucha variedad de tonos, puedes decantarte por un verde oscuro u otros más suaves. Es cuestión de gustos.