Decoración feng shui para bebés

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

feng shui bebes 1
Facilitar el sueño y mejorar la calidad del mismo es uno de los objetivos por los que se siguen las directrices de la decoración feng shui en la habitación de un bebé. Pero hay más. Sensación de seguridad, comodidad… Se debe tener en cuenta la propia ubicación del cuarto, evitando que se encuentre sobre un espacio vacío de la casa, por ejemplo, sobre un garaje. El feng shui propone como más adecuado que las niñas duerman en las zonas sur u oeste y los niños lo hagan en la parte norte o este de la casa. Vamos a ver qué más cosas recomienda el feng shui para la decoración de la habitación de tu pequeño.

Los muebles

La colocación de los muebles es muy importante para el feng shui, porque de ello dependerá cómo fluyan las energías por la habitación. En el caso de la cuna, la cabecera estará pegada a una pared, evitando que haya detrás una ventana y que la cuna quede debajo. La pared con la que linde esta habitación no debería ser la de un cuarto de baño. La cuna es aconsejable que se ubique alejada de la puerta y del paso de las corrientes de aire, y tampoco la pondrás en la línea imaginaria que une la ventana con la puerta. Eso sí, es bueno que la puerta esté en el campo de visión del bebé porque eso le proporciona cierta sensación de seguridad. La cuna es el lugar en el que el recién nacido pasará mucho tiempo y es donde más protegido y cómodo debe encontrarse. Todo ello redundará en una mayor calidad del sueño y en la creación de un espacio tranquilo para él. Es importante también introducir un sillón de lactancia en la propia habitación (en caso de que el bebé esté tomando el pecho) para que así se sienta seguro también en ese entorno. En general, los muebles no deberán tener ángulos. Para el feng shui la madera es un elemento natural muy importante en la decoración de esta estancia de la casa ya que se trata de un material que favorece que la energía fluya.

feng shui bebes 2

Los colores

Desde el punto de vista del feng shi, los tonos neutros son los más apropiados para la habitación de un bebé, tales como el blanco roto, beige, tonos arenas, tonos piedra claros… tanto para paredes como para muebles. Se pueden colocar pequeños detalles decorativos en colores más fuertes. Según el niño vaya creciendo se pueden introducir colores más vivos ya que estimularán su desarrollo intelectual. El mapa bagua del feng shui establece que el blanco es el mejor color para los niños ya que tiene que ver con la creatividad y también facilita el descanso.

La iluminación

La luz que vista la habitación del bebé, según dice el feng shui, deberá ser tenue, con varios puntos de iluminación para poderlos encender según las necesidades, si estamos dando el pecho, si estamos leyendo un libro, si le estamos cambiando, acunando, etc. Será una luz lo más natural posible y que aporte equilibrio a toda la sala. Si hay demasiada luz colocaremos cortinas y persianas, aunque nunca te olvides de la importancia de ventilar la estancia todos los días para favorecer el tránsito de energías y ayudar a que las negativas se marchen.

feng shui bebes 3

Accesorios

La tendencia de llenar la habitación de un bebé de juguetes y peluches no es la más adecuada para el feng shui, que recomienda que sean elementos que sólo se utilicen para su cuidado personal o para su uso propio, sin recargar, evitando dejar en esa habitación cosas que no sean del niño. Eso sí, todo lo que esté vinculado a él estará dentro, bien ordenado y organizado, ya que eso atrae la abundancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *