Decoración futurista

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

salon futurista
¿Alguna vez has pensado cómo serán las viviendas el próximo siglo? Quizá has imaginado hogares inteligentes en los que todo electrodoméstico esté controlado por un robot inteligente. O, por ejemplo, hayas pensado en muebles prácticamente imperceptibles que se adaptan completamente al entorno. Contra lo que puedas imaginar, la decoración futurista impera en muchos hogares de Estados Unidos y poco a poco está consiguiendo más adeptos alrededor del mundo. ¿Quieres saber cómo es este estilo? Pues presta atención a lo que te cuento.

La decoración futurista atiende a criterios tecnológicos. Se caracteriza por el uso de nuevos materiales y estilos para decorar una vivienda. El mobiliario es más moderno y los diseños son mucho más atrevidos. Su objetivo es romper con esa monotonía que siempre ha caracterizado al hogar.

Luces de neón

Las casas futuristas tratan e imitar la estética de las naves espaciales. Por lo que prima el minimalismo y los tonos blancos en paredes y muebles. Para destacar el color del mobiliario, se suelen instalar luces de neón debajo de cada mueble.

luces de neon en la habitacion
En cuanto al mobiliario suele ser muy simple y de líneas rectas. La decoración futurista es contraria a recargar las estancias con muebles excesivamente llamativos. Las habitaciones cuentan con los objetos imprescindibles y nada más. Si hay que destacar algo, de eso se encarga la iluminación.

Materiales de decoración

Fiel a ese estilo moderno, la decoración futurista emplea materiales como el acero cromado y el cristal. Puede que su uso confiera un aspecto de nave industrial a la casa, para evitarlo a veces se combina el mobiliario de acero con el de madera.

muebles cocina
Las personas que elijan este tipo de decoración buscan ser creativas y muy originales. Prueba de ello es la forma de las ventanas o de las puertas. Se han encontrado estancias con ventanas que son como los ojos de buey de los barcos y puertas con las puntas curvadas.

La estética se une a la funcionalidad. Los aparatos electrónicos se integran perfectamente en el entorno y se vuelven imperceptibles para el espectador. Toda una delicia para los amantes de la decoración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *