Decoración infantil: cabezas de animales

Share on Facebook7Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


No, no me he vuelto loca y sí, os gustará esta tendencia. Desde hace un tiempo se han puesto muy de moda las cabezas de animales en paño, fieltro o de peluche para decorar las habitaciones infantiles y, aunque pueda parecer un poco extraño, lo cierto es que funciona (y no sólo para las habitaciones infantiles).

La idea es decorar las paredes con los bustos de animales, como si estuvieran saliendo de la pared. Aunque tiene cierta remembranza con la cacería, hay que intentar olvidar esto y centrarnos en la diversión que aporta a los más pequeños y en cómo diferencia nuestros espacios del resto. Dale una oportunidad.

Fieltro, paño y peluche

Hipopótamos, jirafas, leones, caballos o, incluso, delfines… Escoge el animal preferido de tu pequeño y trasládalo a la pared de su habitación. Si, por ejemplo, le gusta mucho el zoo puedes optar por una habitación temática y, estos bustos, serán perfectos.


La idea viene del amor que sienten los más peques por los animales y de cómo poder acercarlos a ellos. No importa el estilo de la habitación, esta idea tan novedosa encajará. Es importante escoger una buena textura, que no haga que los peques se asusten.

Lo mejor es el peluche, no sólo porque es suave y gustoso al tacto, también porque el diseño se centra en conseguir afabilidad en el rostro de los animales. Las de paño son un poquito más inexpresivas, para habitaciones de diseño. Están más pensadas para la decoración que para interactuar con los pequeños, pero son un trabajo artesanal espectacular.


Olvidemos los animales disecados y demos paso a la artesanía y la belleza de piezas únicas e irrepetibles que vestirán las habitaciones de los más peques haciendo que sientan que viven en su propio zoo. ¡Te encantará!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *