Decoración romántica para el amor

Para lograr una decoración romántica lo más importante son los colores que van a dominar el espacio. Los ideales son los rosas, rojos y blancos, pero también se llevan mucho los tonos más recargados como el morado, parma, turquesa, coral o gris perlado. En cuanto a los motivos, podemos optar por rayas (largas y anchas), formas geométricas o flores enormes.

Ambientación amorosa

La decoración no puede ser completa sin el uso de accesorios que creen un ambiente amoroso. Se pueden colocar velas, incienso, corazones, cestas con flores y cualquier otro objeto que represente el amor. Otra opción es enganchar stickers o pegatinas a las paredes con mensajes románticos o picantes.

No olvides una buena iluminación, si es por la noche elige una luz indirecta que o si lo prefieres a oscuras con la luz de las velas. En el baño puedes colocar pétalos de rosas y perfumar un poco todas las estancias de la casa para estimular los sentidos. La decoración para una cena romántica es muy imoprtante, pero también cuida la mesa y la comida para que sea una noche inolvidable.

En la habitación, la cama es el espacio fundamental donde probablemente se vaya a desatar la pasión, debes tenerlo todo preparado para que cuando llegue el momento se pueda disfrutar al máximo. Para decorar puedes engalanar con adornos transparentes dejando lugar a la calma y la voluptuosidad. Tampoco pueden faltar los espejos, a muchas parejas les encanta verse reflejados mientras hacen el amor.