Decorar con dibujos de tus niños

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+3


A los niños les encanta dibujar, tanto si están en la época de todo garabatos como cuando ya hacen dibujos “reales”. Y para los papás y mamás, nada tan maravilloso como recibir un dibujo hecho con todo el amor del mundo de tu hijo para ti, así que hay que buscar la manera de poder tener ese regalazo a la vista, y que además quede bien allá donde lo pongas.

Una idea muy original y divertida es utilizar los dibujos de tus niños para decorar, lo que además será motivo de felicidad y orgullo para los peques, que verán lo importantes que son al ver que sus creaciones forman parte de la decoración de su casa. Algo a tener en cuenta que no tienes que limitarte a la habitación infantil, puedes transformar de una forma muy especial cualquier rincón del hogar.

Dibujos enmarcados


Es una de las opciones más utilizadas, y también la que mejor conservará el dibujo. Compra cuadros en diversos tamaños y colores para crear composiciones originales y divertidas. Podrás colocarlas en cualquier estancia para endulzar el ambiente. En la habitación de los peques quedarán muy bien, pero no las pongas todas allí, deja alguna para zonas comunes como el pasillo, el salón o la cocina y quedará claro que estáis encantados con los dibujos.

Dibujos en corchos

Otra idea muy interesante es comprar un corcho de esos típicos de oficina o para poner notas y recordatorios. Engancha ahí los dibujos con gracia. No tienen por qué ir todos rectos y en su correcto sentido, puedes poner alguno en diagonal y no necesariamente alineado con el resto. Quedarán muy bien si los cuelgas con los pinchos de colores que hay para las notas, para lo cual te recomiendo poner en las esquinas para que no se vayan doblando y se estropee el papel.

Dibujos colgados


Me parece una de las posibilidades más originales, ya que no suele verse mucho. Se trata de colgarlos con pinzas en unos cables decorativos que son de acero (puedes encontrarlos en IKEA). No sólo te sirve para los dibujos, puesto que también puedes intercalar fotos, postales o algún recuerdo que se pueda amarrar con una pinza. Quedará genial en cualquier estancia.

Dibujos en estanterías

Si quieres enmarcarlos pero no quieres hacer agujeros en las paredes, entonces puedes optar por poner los marcos en una estantería repartidos, creando una composición que se salga de lo habitual. Alterna marcos de diferentes tamaños y te quedará espectacular, sobre todo si alguno de ellos va decorado con algo que también hayan hecho los niños, como puede ser una pulsera.

Dibujos en pizarras


Si tus niños tienen mucha creatividad y quieres que le den salida sin pintarrajear por toda la casa, tu mejor opción es poner una pared con pintura de pizarra. En ella pueden garabatear con tiza todo lo que quieran, como en el cole, ya que después se pasa un borrador y se quita sin problemas. Pon ahí los dibujos y anima a los niños a que dibujen en la pizarra un marco diferente para cada uno. Se lo pasarán fenomenal y sentirán que están contribuyendo a mejorar el aspecto de la casa. Podrán cambiar los dibujos de sitio cuantas veces quieran, así borrarán el marco y se entretendrán dibujándolo una y otra vez.

¿Se te ocurre alguna idea más para poder utilizar los dibujos de tus peques para decorar? ¿Ya estás utilizando alguna de ellas? No dejes pasar la oportunidad de disfrutar de una de las muchas obras de arte que tus niños hayan dibujado. Sin duda, no encontrarás ningún artículo decorativo tan original y especial para adornar tu casa.

Artículo recomendado: Camas y literas para niños.

Decoración,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *