Decorar con grupos de espejos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Espejos abanico
Estoy pensando seriamente en renovar mi casa para esta primavera, pero ya sabemos que el presupuesto manda… Así que solo me queda echar mano de imaginación, recursos y tiempo libre. Tras mucho pensar y acudir a las buenas ideas “bricolajeras” que solemos publicar en Decorablog, se me ocurrió investigar un poco sobre las posibilidades que tienen los marcos pasados de moda.

Seguro que todos tenéis láminas, cuadritos y otros motivos enmarcados que ya no os gustan, ni os sirven para nada. Yo por lo menos, tengo unos cuantos y he encontrado un montón de cosas que se pueden hacer con ellos. Por ejemplo, decorarlos y ponerles espejos para embellecer rincones de la casa. ¡Éxito seguro!

En abanico o como obra de arte


Si creéis que los espejos están pasados de moda, ya podéis ir cambiando el chip: actualmente son una de las tendencias que más arrasan en interiores modernos. Fijaos, por ejemplo, en la primera foto de este artículo: la pared color chocolate se ha decorado con tres grandes abanicos realizados con espejos. Una idea genial, que podéis utilizar como inspiración. Se pueden comprar varios rectángulos de espejo en una cristalería y atornillarlas a la pared siguiendo el mismo diseño. Para ello, pedidle al cristalero que os haga unos agujeros en las esquinas de los paneles y fijadlos con tornillos plateados. También podéis pegar trocitos de espejo en la pared, de distintas formas y algunos de ellos pintados en negro o dorado, para crear “obras de arte” como la que aparece sobre estas líneas.

Románticos marcos blancos


Hay muchas opciones decorativas para llevar a cabo este tipo de trabajo. Una de las que más me gustan es pintar los marcos en color crema, lijarlos un poco para que se vaya la pintura y quede un acabado envejecido, y colocarlos todos juntos creando composiciones. Es un recurso excelente para lograr ambientes estilo romántico, ligeramente tocados por el “polvo de los años”… En esta evocadora y nostálgica foto aparecen decorando una pared en crema, en la subida de una escalera; pero también pueden quedar estupendos, por ejemplo, en la pared del cabecero de la cama. Solo hay que pintarla de color oscuro, por ejemplo azul petróleo (dejando el resto en blanco) y colgar los espejos blancos haciendo una combinación equilibrada.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *