Decorar un recibidor de estilo nórdico

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

recibidor estilo nordico
Como te hemos comentado en numerosas ocasiones, aunque muchas veces no recibe la atención que se merece, el recibidor es una estancia clave en el conjunto del hogar. Así, por un lado es importante tener en cuenta que es el último lugar que vemos al salir de casa y el que nos da la bienvenida al llegar a ella tras un largo día de trabajo. Por otra parte, hay que tener en consideración que se trata del primer lugar que los invitados ven al llegar al hogar, por lo que se llevarán una primera impresión (la buena) de tu vivienda dependiendo de lo que aquí vean. Por todo ello, deberás dedicarle a la decoración de este espacio el tiempo y el esfuerzo que se merece.

Lo primero que deberás decidir a la hora de decorar la entrada de tu hogar es el estilo que va a primar en el lugar. Teniendo en cuenta que este espacio debe ser cálido y acogedor, no es mala idea decantarse por la decoración nórdica que, por otro lado, está muy de moda este año. De hecho, es uno de los estilos tendencia del 2016. Si te gusta esta opción, te recomendamos que no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación, ya que hoy vamos a contarte cómo lograr un recibidor nórdico. ¿Nos acompañas?

Lugares funcionales

Lo primero que queremos comentar es que en los países escandinavos el recibidor es un espacio que tiene mucho protagonismo, por lo que no es mala idea fijarse en ellos para encontrar la inspiración. Eso sí, debes saber que, en general, los nórdicos suelen buscar entradas funcionales en las que puedan desprenderse de su ropa de abrigo, muchas veces empapada. Y es que el clima de esta zona de Europa es frío y más bien lluvioso. Por tanto, si quieres un recibidor de este estilo que está tan de moda, no deberán faltar en él piezas prácticas como zapateros, percheros, paragüeros, banquetas… Eso sí, lo que no suele haber en las entradas nórdicas son mueble pesados.

recibidor estilo nordico1

Un lugar luminoso

Además de ser práctico, el recibidor nórdico debe ser muy luminoso, algo que conseguirás gracias al uso de los colores claros que, como sabes, son los protagonistas del estilo escandinavo. Con el color que conseguirás mejores resultados es con el blanco, ya que es el más indicado para ampliar los espacios visualmente y potenciar la luminosidad. Podrás utilizarlo tanto en paredes y techos como en suelos y piezas de mobiliario. Eso sí, no olvides combinar el blanco con otros tonos, como el que proporciona la madera o el negro. De hecho, el binomio blanco-negro es muy común en este tipo de decoración. Además, puedes añadir pinceladas de tonalidades más alegres a través de los textiles o los objetos decorativos

recibidor estilo nordico2

Protagonismo de la madera

Si en los recibidores nórdicos el blanco ayuda a ganar amplitud y luminosidad, la madera sirve para dar calidez a los espacios. Como bien sabes, la madera es un material tremendamente cálido y acogedor, así que no es de extrañar que sea tan utilizado en los países del norte de Europa, donde el calor brilla por su ausencia durante la mayor parte del año.

recibidor estilo nordico3

Detalles decorativos

Aunque el estilo nórdico es bastante sencillo y huye de extravagancias, es importante que añadas algún que otro elemento decorativo que personalice el espacio. En este sentido, es buena idea que añadas papel pintado en alguna de las paredes, especialmente si éste cuenta con un estampado geométrico. También quedan muy bien en este tipo de espacios las alfombras, la pintura de pizarra, los cuadros en blanco y negro y las piezas de estilo vintage. Por supuesto, tampoco podrá faltar un espejo, elemento clave de los recibidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *