Decorar una fiesta de cumpleaños
Decorar el hogar para un cumpleaños, no consiste solamente en poner velas a un pastel, sino también pensar las cosas que más ilusión le pueden hacer según la edad de las personas que acudirán, una fiesta de cumpleaños es algo que se no olvida, por lo que la ambientación del lugar es esencial para celebrar su cumpleaños. La gente adulta suele celebrar sus fiestas en restaurantes, hoteles o viajes. Sin embargo, los niños desean traer sus amigos a casa para disfrutar todos juntos de una tarde inolvidable.

Para decorar un cumpleaños de niños de 1 a 3 años, tenemos que ser especialmente cuidadosos y convertir el lugar en donde se desarrollará la fiesta, en un lugar completamente seguro para los pequeños invitados. Retirar todos los objetos que se puedan romper o tengan punta afiladas. Para decorar algo sencillo será suficiente, puedes colocar guirnaldas. No suelen recomendarse los globos, ya que si se revientan pueden asustar a los niños y causar llantos. Algo que gusta mucho es colocar figuras de personajes infantiles en la puerta o pósters en algunas paredes.

Para decorar un cumpleaños de niños de 4 a 6 años, procura que ellos se sientan los protagonistas de la fiesta, disfrutarán mucho colaborando con la organización. Ya se pueden hinchar globos, comprar caramelos, preparar alguna actividad lúdica, realizar dibujos en cartulinas, etc. Otra idea es realizar una fiesta completamente temática, que dependerá de las aficiones del pequeño. En ese caso, toda la decoración debe girar alrededor de ese tema, tanto las guirnaldas, globos, platos, vasos, figuras y regalitos. Otra solución es decorar un poco y a medida que lleguen los invitados, que terminen la decoración del evento pintando globos o figuras.