Despachos de estilo industrial

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

despacho industrial foto
Tener una zona de trabajo o estudio en casa se ha vuelto prácticamente imprescindible en las viviendas actuales. ¡Y no nos referimos solo a aquellas en las que hay estudiantes! Esto se debe a cada vez hay más gente que trabaja desde casa o, si más no, que debe finalizar algunas de sus tareas al volver de la oficina. Y aunque éste no sea el caso, a muchos les apetece contar con un lugar en el que poder concentrarse y distraerse delante del ordenador.

A la hora de decorar el despacho, ya esté en casa o fuera de ella, se tienen que tener en cuenta diferentes factores, como la elección de los muebles, los colores o los complementos. Sin embargo, antes de tomar todas estas decisiones te recomendamos que pienses en el estilo que quieres que prime en el lugar. Si quieres seguir las tendencias del momento, debes saber que la decoración industrial está muy de moda en estos momentos y todo apunta a que seguirá estando en la cresta de la ola durante los próximos años. A continuación te damos las claves para lograr un despacho de estilo industrial. ¿Nos acompañas?

Origen del estilo industrial

Antes de entrar en materia, queremos hablarte un poco sobre los orígenes y las características principales del estilo industrial, que surgió en Nueva York en la década de los 50, época en la que muchos jóvenes y artistas comenzaron a ocupar fábricas y locales abandonados, adaptándolos para poder vivir de forma cómoda en ellos. Estas viviendas acabaron adoptando el nombre de lofts. Así, el estilo industrial está muy relacionado con las características que había en este tipo de casas: elementos estructurales a la vista; uso de materiales como la madera, los metales y el hormigón; espacios diáfanos, grandes ventanales…

despacho industrial foto1

Elementos estructurales a la vista

Hoy en día son pocas las viviendas que tienen las clásicas características de los lofts, aunque podemos adaptar el estilo industrial a cualquier espacio. Por ejemplo, si quieres que en tu despacho prime este estilo, lo ideal es que dejes algunos elementos estructurales a la vista, como las tuberías, el cableado o los ladrillos de la pared. Si esto te resulta imposible, una buena idea es que añadas en una o varias paredes un papel pintado con el aspecto de una pared de ladrillo visto.

Colores

Por otro lado, debes tener en cuenta que en el estilo industrial predominan los colores neutros como el blanco, el gris, el negro o el marrón. Eso sí, también podrás añadir pequeñas pinceladas de colores llamativos. Si la estancia es pequeña y cuenta con poca luz natural, lo ideal es que predominan los tonos más claros.

despacho industrial foto2

Mobiliario y materiales

En cuanto a los materiales, deberán predominar la madera decapada y el metal envejecido, que podrán estar presentes en muebles como las sillas o las mesas. También son muy típicos el vidrio, la piedra y el cemento. En cuanto a las sillas, lo ideal es que sean de metal, con piel o polipiel desgastada en la tapicería. Debes saber que los muebles de estilo vintage o retro son muy adecuados para este tipo de ambientes.

Detalles industriales

Para finalizar, es importante que añadas en la estancia algunos elementos típicos de este estilo, como taquillas metálicas, enormes lámparas de metal, cajas de madera, poleas, palés y objetos antiguos: máquinas de escribir, teléfonos, relojes…

despacho industrial foto3
A continuación te dejamos con nuestra galería, donde podrás encontrarás algunas imágenes de despachos de estilo industrial. ¡Puede que te servían de inspiración a la hora de decorar tu zona de estudio o de trabajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *