Domótica en la cocina

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Quien más y quien menos ha oído hablar de la domótica. Y, aunque aún no está lo que se dice presente en todas las casas (ni mucho menos), todos sabemos algo de ese conjunto de sistemas capacer de automatizar la casa. El día en que la domótica está al alcance de todos, la economía y la seguridad doméstica ganarán muchísimo terreno. Se podrán gestionar mejor la energía y las casas serán mucho más seguras.

Pero hoy quería hablaros de cómo se aplica la domótica a una de los espacios más importantes de la casa: la cocina. Y es que si las aplicaciones domóticas son prácticas y eficaces para controlar la temperatura, la luz de la casa (mediante el control de ventanas y persianas) y hacer de la vivienda un lugar seguro, también serán muy funcionales en la cocina.

Electrodomésticos en red


Lo primero que debemos hacer para convertir nuestra cocina de toda la vida es integrar los electrodomésticos en una red informática. Bueno, lo segundo. Lo primero es conseguir los electrodomésticos adecuados. Por ejemplo, Fagor tiene una línea de productos, Net Compatible, que ya vienen preparados para ser integrados en una red domótica.

Una vez hecho esto, y todos los electrodomésticos estén conectados a un sistema informático, ya podemos interactuar con nuestra cocina aunque no estemos en casa. Podremos poner en marcha la lavadora o el lavavajillas, y activar el horno; todo a través de Internet.

La nevera inteligente


Pero lo que más me ha sorprendido, y para bien, ha sido conocer las múltiples posibilidades que ofrecen las neveras inteligentes. Estos aparatos se conectan a una red WiFi y son capaces de revisar y decirte qué alimentos se han consumido. Una ayuda genial a la hora de hacer la compra.

Incluso hay algún modelo de nevera inteligente que os hace sugerencias sobre lo que puedes cocinar con los productos que tiene dentro.

1 comentario

  1. Qué maravilla! Si me tocara la lotería o ganara un dineral con mi trabajo, lo primero que haría sería comprarme una casa y ponerle lo de la domótica en todas partes. Tiene que ser fantástico eso de hacerlo todo pulsando un botón!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *