Dormitorio para niños
Ha llegado el momento de decorar un dormitorio para niños, tiene que ser un espacio alegre y tranquilo, donde los más pequeños puedan jugar libremente sin que tengamos que estar preocupados. Por eso es importante prestar especial atención a los materiales para el mobiliario y decoración. Los niños son curiosos por naturaleza, por lo que no deben tener cosas peligrosas a su alcance.

Dormitorio para niños
Si es un recién nacido hasta los 3 años, el cuarto del bebé debería ser un lugar donde no haya peligro que pueda darse golpes. Una solución es colocar alfombras o almohadones, incluso cubrir un poco las esquinas de las paredes. La decoración ideal es con osos de peluches y colores sencillos que no cansen la vista.

Dormitorio para niños
Debemos evitar superficies de cristal, ventanas con balcón, marcos de fotos, mesas con aristas y bordes afilados, entre otros objetos no recomendados en edad infantil. La colocación de lámparas es recomendable que sean de baja tensión o que incluyan leds. También es mejor no colocar lámparas de mesa que puedan dejar posibles cables al alcance de la mano.

Dormitorio para niños
Cuando se hagan más mayores, ya podemos colocar muebles o elementos hechos a medida como sillones o mesitas con sillas, perfectos para mirar la tele, jugar o colorear. El dormitorio de un niño debe ser el lugar en la casa en el que se pueda sentir libre para expresarse y jugar. Pero siempre manteniendo un orden y control.

Dormitorio para niños