Escalera que se convierte en estantería
Tener una escalera no significa que sólo la podamos utilizar para subirnos encima de ella de vez en cuando. Si somos un poco ingeniosos, podemos llegar a conseguir una estantería ayudándonos de la estructura de la escalera. Tan sólo necesitaremos un par o tres de escaleras y unas cuantas baldas de tamaños diferentes.

Escalera que se convierte en estantería
Eso es lo que se ha propuesto hacer el estudio de diseño Lab Istambul. La idea les ha quedado muy bien plasmada, consiguiendo que además de funcional sea decorativa. Lo único que hay que tener en cuenta es que tanto las baldas como las escaleras sean nuevas o semi nuevas para que aguanten el peso de todo aquello que queramos colocar encima.