Escritorio con un kilómetro de papel para tomar nota

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter15Share on Google+3

Memory Desk
Nos encantan los muebles de diseño, y más si se desmarcan de lo que estamos acostumbrados a ver para ofrecernos todo tipo de soluciones. Es el caso del escritorio que te muestro en este artículo, una invención de una joven estudiante del Colegio de Arte y Diseño de Minneapolis (Minnesota).

Kirsten Camara, una enamorada de las tradiciones y los métodos de trabajo antiguos, decidió crear una pieza que es perfecta para recordar todas esas tareas pendientes que de vez en cuando se acumulan en nuestra mente. Si ésta no da más de sí por razones obvias, es bueno recurrir a un kilómetro de papel en blanco para tomar nota, ¿no crees?

Para los desmemoriados que reniegan de las nuevas tecnologías

Yo no soy partidario de apuntar cosas en una aplicación o similar porque todavía no me he acostumbrado a ello, así que utilizo una hoja DIN A4 para recordar que de vez en cuando hay que poner la lavadora, que el domingo he quedado con unos amigos para comer o que ya va siendo hora de que publique un artículo en Decorablog.

Memory Desk 2
¿Qué pasa cuando el escritorio está a rebosar de notas? En ese caso solo hay que girar las manivelas para que la superficie de papel vuelva a ser blanca. No pasa modo de Telesketch, claro está, ya que todo lo anterior sigue formando parte de la estructura que te permite disfrutar del kilómetro de papel.

Puedes tener uno en casa

Tengo una noticia mala y otra buena. En las películas siempre empiezan por la mala, así que allá voy. El escritorio en cuestión, que por cierto ha sido bautizado como Memory Desk, por ahora no está a la venta. La parte positiva es que su creadora ha tenido la generosidad de apostar por una licencia Creative Commons para compartir sus planos, así que tú mismo puedes montarlo si te ves capaz. El original tiene una estructura de madera de arce dura y un panel de vidrio, mientras que el papel es de carnicero.

Memory Desk 3

Memory Desk 4

Más información: Kirsten Camara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *