Esmaltes para los azulejos del baño

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


¿Los azulejos de tu baño o tu cocina necesitan urgentemente un cambio de imagen? Te proponemos los esmaltes para azulejos de Bruguer, que tienen un montón de ventajas.

Este tipo de esmaltes están especialmente formulados para la aplicación sobre azulejos de cerámica. Se aplican directamente y sin capa previa sobre la superficie limpia, seca y no grasa. Por supuesto, el acabado de los esmaltes para azulejos es personalizable y de alta calidad, con gran retención del color y alto brillo. ¿Quieres más detalles? ¡No te preocupes! ¡A continuación te los damos!

Disponibles en 12 colores

Los esmaltes para azulejos de Bruguer están disponibles en 12 colores: blanco harina, bizcocho, amarillo limón, rojo amapola, beige avellana, ocre tostado, verde pistacho, gris ártico, gris pizarra, naranja teja y naranja aurora. Como ves, su amplia gama permite personalizar la decoración del azulejo.

Hazlo tú mismo desde 30,20 euros

Por si fuera poco, el esmalte es de fácil mantenimiento: fácil de limpiar, lavable con agua y productos de limpieza suaves. Lo mejor de estos esmaltes es que podrás hacerlo tú mismo desde 30,20 euros, ya que el esmalte para azulejos Bruguer cocinas y baños 0,75 l cuesta este precio y tiene un rendimiento de 8 m2/1.

Cómo aplicar el esmalte

Para aplicar el esmalte deberás limpiar y desengrasar la superficie con agua y jabón, eliminando los restos de suciedad de las juntas con un cepillo. A continuación tendrás que remover bien el producto con una espátula, de abajo hacia arriba y aplicarlo con una brocha dejando una capa. Para un acabado perfecto, inmediatamente después repasa con un rodillo de espuma compacta y bordes redondeados. Se recomienda una segunda capa cuando se trate de un cambio de color fuerte o cuando los azulejos estén muy estampados.

Debes tener en cuenta que el esmalte para azulejos alcanza su dureza definitiva pasadas 3 semanas y que se pueden mojar los azulejos con un trapo con agua después de 2 o 3 días desde su aplicación. Pasados 7 días se puede utilizar un detergente suave para limpiarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *