Estilo effortless chic para la decoración de tu hogar

Share on Facebook34Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Effortless chic blanco
Hoy quiero darte algunas ideas para incorporar en tu casa el estilo effortless chic. Es sencillo y precioso a la vez. Pero, ¿qué significa esto y de qué manera lo puedes hacer? Lo que tienes que lograr es que la decoración de tu vivienda parezca que ha sido elegida al azar, casi por casualidad, sin esfuerzo, como muy natural. Es un concepto que proviene del mundo de la moda, asociado al hecho de lograr estar muy guapa y siempre perfecta pareciendo que no se ha hecho un esfuerzo enorme para conseguirlo…

Lo mismo en la decoración. Para ello puedes introducir contraste con elementos decorativos en estancias neutras con la finalidad de diseñar un ambiente cómodo, confortable y muy agradable, algo desenfadado, muy casual, pero perfectamente medido. Vamos a ver cómo conseguirlo.

Estilo casual

Este estilo casual que caracteriza a la decoración effortless chic lo puedes crear utilizando muebles sencillos y sin sobrecargar los ambientes. El concepto escapa de decorar con aquello que no es necesario para dejar solamente lo imprescindible. Que no tiene que ser por eso aburrido…

Una base en color blanco

El blanco es la tonalidad que sirve como base a este estilo. Es la manera en la que los elementos decorativos consiguen contrastar al máximo. Por tanto, elige este color (o tonos neutros) para paredes e incluso para muebles, así podrás introducir con mucho equilibrio y estilo otras piezas más llamativas.

Effortless chic color

Mezcla de texturas y estilos

Para conseguir crear esta decoración debes combinar adecuadamente texturas, colores y estilos decorativos, pero siempre desde una perspectiva slow, relajada y serena. Puedes usar un mueble antiguo con una lámpara actual, por ejemplo, o conceder mucha importancia a una alfombra o a una escultura que se convierta en punto focal de la estancia y le dé muchísima personalidad, rompiendo de una manera especial con el tono neutro o blanco que sirve como telón de fondo.

Color en complementos y textiles

Llega el momento de introducir las notas de color y lo puedes hacer a través de los textiles como cojines, mantas o cortinas y también con el uso elementos decorativos como cuadros o flores. ¡Lo que se te ocurra! Pero que no se note que lo has pensado demasiado…

Cuadros apoyados en el suelo

Una idea que me encanta para una decoración effortless chic consiste en dejar los cuadros apoyados en el suelo, o en algún soporte que te guste, en lugar de colgados en la pared. Esto le da esa sensación casual y despreocupada, pero en la que todo está perfectamente controlado. El efecto es chulísimo, ¿no te parece?

Effortless chic cuadros

Jarrones y detalles

Lo mismo sucede con los jarrones u otros detalles decorativos. Puedes dejarlos en el suelo, o en un lugar donde parezca que no deberían estar, pero que colocados con elegancia consiguen lucir maravillosos. Se trata de conseguir sorprender de una forma que parezca no premeditada.

Menos es más

En esta decoración seguimos el lema de menos es más. Se trata de encontrar la elegancia sabiendo combinar muebles y accesorios. No hay reglas, puedes hacerlo como más te guste. Siempre que no haya excesos y que consigas diseñar algo diferente, que sea un reflejo de tu propia personalidad.

Pero si todavía no te hay llegado la inspiración, tranquilo. He preparado esta galería de fotos donde vas a poder ver algunas ideas de diseños de interiorismos basados en este concepto decorativo. Como comprobarás, el resultado es maravilloso, invita a la calma y todo parece estar en su sitio, pero no se nota esa intención, sino que todo está hecho como por casualidad. Puede parecer que hay cosas fuera de su sitio, pero en esa imperfección perfectamente estudiada está precisamente la magia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *