Estilos de Decoración: Rústico, Clásico, Loft y Minimalista

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

Estilo Rústico
Los elementos rústicos son también usualmente llamados antiguos o avegentados, pero es un estilo que se encuenta de moda y continúa creciendo. Se destaca por el uso de materiales nobles y naturales poco tratados, como la madera, el mimbre o la esterilla, aplicados tanto en objetos y utensilios como en paredes y pisos. También se da importancia a las artesanías y a las telas duras en colores claros. Puede ser un estilo sencillo o sofisticado, evitando los ambientes sobrecargados.

Clásico
Un interior clásico muestra aspectos elegantes y trabajados únicos, nada convencionales. Se basa en la conservadora casa burguesa del siglo pasado. Lo forman materiales clásicos que dan calor y comodidad, además de estampados, plantas, murales, zócalos, cornisas, amplios cortinados y adornos delicados. Los colores que utiliza son los granates, verdes, rojos oscuros y marrones; motivos de pájaros, flores, frutas y rayas más que cuadrados.

Estilo Loft
Este estilo de viviendas surge en los setenta en las zonas industriales de Nueva York. La adaptación de locales industriales para vivienda, aprovechando así su estructura básica, formó un nuevo estilo hace pocos años. Es frío, de superficies limpias y duras, colores sólidos, sin calidez aparente. Se utilizan el metal, el plástico y la goma. Formas geométricas puras y ángulos muy marcados. Es un estilo tranquilo y neutro. El espacio vacío constituye el elemento más importante.

Minimalista
Estilo que toma como premisa reducir al máximo los elementos, los volúmenes y las formas, prescindir del color y busca la belleza en la mínima expresión. El estilo minimalista está indicado para todos los amantes de la simplicidad, de la serenidad y de la sobriedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *