Haz que tu casa huela bien
Podemos tener la casa muy bien decorada y muy limpia, pero a veces hay olores desagradables que se quedan en el ambiente y es bastante desagradable, por ejemplo cuando freímos pescado o cuando la basura se recalienta con el calor. Aquí te proponemos unos trucos para mantener tu casa siempre perfumada y con buen olor, porque al fin y al cabo pasamos muchas horas en ella y se agradece que el ambiente sea bueno.

Si, por ejemplo, como hemos mencionado, has cocinado pescado, para que se vaya el olor de los utensilios que has utilizado puedes meternos en un barreño con té muy cargado o frotarlos con una cebolla antes de lavarlos. Para que el olor no se quede en la cocina ni en el salón, puedes quemar café molido en una sartén, ¡es muy eficaz!

Sin salir de la cocina otro elemento que también coge muchos olores es el microondas. Eliminarlos es fácil. Mete un vaso con agua y zumo de limón y enciende el micro a máxima potencia unos minutos. Cuando lo apagues limpia la superficie interior con un trapo seco y ¡adiós olores!

Si has tenido invitados en casa y habéis estado fumando, una manera de quitar el olor a tabaco es impregnar un paño con vinagre y agitarlo por la habitación. El olor del vinagre neutraliza el olor del tabaco. También puedes poner arena mojada con hierbas aromáticas en el fondo de los ceniceros.

Y si lo que te molesta es el olor de tu mascota también hay solución. En este caso el mejor producto es el bicarbonato de soda, puedes echarlo por los rincones donde está tu gato o tu perro y el olor se irá.

Un truco curioso para que tu casa huela bien, es pulverizar las bombillas con tu perfume favorito. Cuando las enciendas el calor hará que desprendan el olor. También puedes conseguir el mismo efecto con las clásicas velas aromáticas que venden en los supermercados.