Ideas fáciles de pintura decorativa

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


En Decorablog os hemos dado mil y un consejos para pintar la casa, así que a estas alturas ya debéis ser unos auténticos expertos en el tema. Pero aunque parezca mentira, en materia de pintura de paredes siempre queda algo que decir… Sobre todo, si nos internamos en el campo de la pintura decorativa.

En este post voy a daros algunos truquillos e ideas para dar un toque diferente a las paredes de vuestra casa; eso sí, de forma muy sencilla, para que no tengáis que pasaros todo el fin de semana rodillo en mano. Son ideas que en una o dos horas tendréis listas, y con las que vuestras paredes cobrarán nueva vida.

Paredes negras u oscuras

Pintar una pared de negro es una buena forma de personalizar una habitación blanca. Fíjate en la foto: la pared de la derecha crea un bonito contraste con el resto del ambiente. Destina siempre los colores oscuros a paredes muy luminosas, dejando los más claros para los rincones que menos luz reciban. Si combinas este tipo de ambiente con un suelo de cemento pulido gris, el resultado será espectacular.

Un zócalo irregular


Los clásicos zócalos para pared (por lo general llegan a una altura de un metro o un metro diez) son una solución interesante para dar un poco de vida a las habitaciones e incluir colores intensos y oscuros, sin llegar a cubrir toda la pared. También son adecuados para habitaciones infantiles, sobre todo si los pintamos de pizarra. Si quieres dar un toque diferente a tu zócalo, fíjate en la imagen: puedes hacer un borde irregular con dos tonos. Queda rústico y atractivo. Hazlo pintando una franja irregular en color crema sobre la pared blanca, esperando a que se seque y pintando luego el zócalo en un verde musgo, de forma que la parte superior quede irregular.

Muebles del color de las paredes


Animáos a pintar los muebles (como por ejemplo, las estanterías) del mismo color que la pared junto a la que se encuentran. Si para las paredes habéis escogido pinturas plásticas, para los muebles y accesorios es mejor utilizar esmaltes acrílicos. Podéisinspirarte en la imagen de la izquierda y pintar la pared a rayas, decorando los estantes o muebles en uno de los colores, o escoger un tono intenso como el amarillo de la derecha y esmaltar las baldas en el mismo color. Conseguiréis un efecto uniforme y original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *