Ideas para utilizar el rosa en la decoración

Share on Facebook10Tweet about this on Twitter5Share on Google+3

decoracion-color-rosa
El rosa es un color generalmente asociado con lo femenino, aunque no tiene por qué ser así. Fue una tonalidad que se convirtió en el color del año 2016 y que ha invadido todos los espacios decorativos. Lo vemos en salones, en dormitorios, en muebles grandes o en complementos más pequeños. En paredes o en textiles. Así que fuera prejuicios y apuesta por el rosa para decorar tu vivienda. Te damos algunas ideas.

Todo al rosa o pequeños detalles

Si el rosa es tu color preferido seguro que te apetece llenar las estancias de esta tonalidad. Puedes colocar la colcha, cojines y cortinas de tu dormitorio en este tono, o pintar una pared y colocar una sofá rosa en el salón… Pero si prefieres la mesura, trata de incorporarlo a través de pequeños detalles como un jarrón con flores, un cojín (con uno basta) o una lámpara. Estará igualmente presente pero de manera más discreta.

Paredes de color rosa

Otra manera de introducir el rosa en tu decoración es a través de las paredes. En este caso, si no quieres saturar mucho la estancia, te recomiendo que optes por un tono muy suave como un rosa palo, que dé un toque de color pero que no sea muy llamativo. Aunque si precisamente quieres el efecto contrario siempre estás a tiempo de pintar alguna de tus paredes de fucsia… Para gustos, ¡los colores!

paredes-rosas

Rosa en el dormitorio

El rosa, sobre todo en sus tonalidades más suaves, es un color que invita a la relajación y diseña ambientes reflexivos y tranquilos, por lo que resulta ideal en el dormitorio. Lo puedes emplear para los textiles de la cama, por ejemplo, tanto para cojines como para las colchas, o también en elementos decorativos más pequeños como marcos de fotos, una lámpara o alguna flor.

Salones de color rosa

El salón es otra estancia donde tiene cabida esta tonalidad y donde queda muy bien. Si optas por incluirlo en la pared, puedes ponerlo solamente en una y dejar el resto blancas. Si el salón es pequeño elige tonos suaves que agrandan visualmente las estancias. También lo puedes poner en tus cojines, en algún mueble o en tus flores más decorativas, para que llenen de alegría la estancia.

Cómo combinar el color rosa

Si te apetece jugar con tonos más intensos en tu salón puedes pintar una pared fucsia y colocar los muebles en tonos claros para que contraste, o dejar las paredes blancas y optar por un sofá rosa o con estampados en esta tonalidad. Si no quieres darle excesivo protagonismo al color, haz una decoración con base blanca e introduce pequeños detalles en rosa combinados con un verde manzana, por ejemplo. Ya verás qué habitación más alegre.

Muebles en color rosa

Con esto no me refiero a armarios o mesas de gran tamaño, aunque si quieres, lo dicho, para gustos están los colores. Pero para una decoración armoniosa y equilibrada mi apuesta pasa por colocar muebles no muy grandes, como un sillón, alguna silla de diseño, una cómoda o un puff, que le den ese toque de color y alegría a tu decoración pero sin saturar.

muebles-rosas

Una cocina rosa

En la cocina puedes añadir toques en rosa en electrodomésticos como puede ser la nevera. Si es una SMEG, además, le estarás dando un aire retro americano chulísimo. Con el resto de los muebles en blanco conseguirá atraer todas las miradas…

Más ideas para decorar en rosa en la galería de fotos

El rosa es un color muy decorativo y especial que queda maravilloso combinado con blancos, negros, grises, verdes y marrones. ¡Hay muchas opciones! Y para continuar buscando inspiración te invito a que te des un paseo por nuestra galería de fotos y descubras más ideas para utilizar el rosa en la decoración de tu vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *