La casa de Adele en Londres
Si hay una cantante que está arrasando en el último año es Adele, una británica totalmente desconocida hace dos años pero que está siendo una auténtica revolución en el mundo de la música. Con 6 premios Grammy en su haber y que consiguió hace unos días, su disco “21” fue el más vendido en todo el mundo el año pasado y todavía sigue en el número 1.

Con tanto éxito y tanto dinero que está generando, es normal que se haya hecho con una casa espectacular en su Inglaterra natal. Adele nació en el barrio londinense de Tottenham y ha querido mudarse a la zona rural para poder vivir tranquila y alejada del mundanal ruido, especialmente de la prensa. Perdida en medio de las montañas está su nueva mansión, que de momento la tiene en alquiler a la espera de decidir si la quiere comprar.

Según la propia cantante explicó en una entrevista, su nueva casa tiene 10 habitaciones, una cancha de tenis, dos piscinas y hasta una pista de aterrizaje para helicópteros o avionetas. Además, tiene una vivienda auxiliar para invitados que cuenta también con varias habitaciones para que aunque tenga gente en casa pueda seguir teniendo intimidad. La privacidad es algo muy importante para la cantante, que en el último año se ha visto muy acosada por los tabloides ingleses.

La casa cuenta además con miles de hectáreas de jardín dignas de cualquier castillo, y la verdad es que en cierta forma el exterior de su mansión lo parece. Un entorno de película que está totalmente protegido con todo tipo de medidas de seguridad y árboles para poder relajarse lejos de miradas ajenas. Me gustaría destacar el salón comedor, muy amplio y muy luminoso, al igual que todas las estancias.