La distribución de cocinas que más te conviene

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


¿Vas a reformar tu cocina y no tienes claro qué tipo de distribución te conviene más? ¡Hoy vas a descubrirlo en Decorablog!

Es muy importante escoger el tipo de distribución adecuada para conseguir una cocina funcional y cómoda. Lo importante es que, al final, el conjunto esté en armonía con la estancia en la que va ubicada, por lo que deberás tener en cuenta tanto tus propios gustos como el espacio disponible. A continuación te hablamos sobre los diferentes tipos de distribuciones de cocinas.

En línea o en “L”

La cocina en línea es la más sencilla, ya que discurre de forma longitudinal sobre una única pared, y carece de esquinas. Es muy utilizada en cocinas estrechas que no permiten colocar muebles a ambos lados. Además, es ideal para viviendas donde el salón y la cocina comparten espacio. Por su parte, las cocinas en “L” son las que se disponen en dos frentes unidos por la esquina. Es perfecta para cocinas pequeñas.

En “U” o frentes paralelos

Las cocinas en “U” están dispuestas en tres frentes continuados y unidos por dos módulos de esquina. Esta solución permite aprovechar al máximo el espacio, por lo que es ideal para viviendas de pequeñas dimensiones. También existe la opción de las cocinas con dos frentes en paralelo, ideal para espacios largos y estrechos. Eso sí, para no dar sensación de tubo, es mejor disponer los módulos altos a ambos lados de la entrada de la cocina.

Con isla, península u otras

Por otro lado, encontramos las cocinas con isla, que disponen de un módulo central bajo alrededor del cual nos podemos mover, mientras que los muebles altos están en las paredes. Para contar con una cocina de este tipo es imprescindible tener un mínimo de espacio y se recomienda en espacios cuadrados. La cocina con península se diferencia en que permanece unida al resto de la cocina por uno de sus lados.


También se puede optar por la cocina con barra de desayunos (pueden estar distribuidas en “L” o en “U”), especialmente en cocinas pequeñas que carecen de comedor; las cocinas con dos frentes perpendiculares; y las islas multifunción, que tiene incorporada una mesa de comedor o barra de desayunos, además de la zona de cocinar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *